Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):77

Impacto del dolor en la población española en farmacia comunitaria: dolor y calidad de vida

González Rodríguez A1, 2, Reyes Estévez D1, 2, Morcuende Campos Á1, 2, Cámara Ramos I1, 2, Merencio Naudin E3, 2, Córcoles Ferrándiz M1, 2, Méndez Plasencia Y1, 2, Pérez-Armendia Vidal F2, Gil García M2, Jorge Moral I1, 2
1. Miembro del Grupo de dolor de SEFAC. 2. Farmacéutico/a comunitario/a. 3. Coordinador del Grupo de Dolor de SEFAC.
González A, Reyes D, Morcuende Á, Cámara I, Merencio E, Córcoles M, Méndez Y, Pérez-Armendia F, Gil M, Jorge I. Impacto del dolor en la población española en farmacia comunitaria: dolor y calidad de vida. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 77
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: el dolor repercute negativamente en la calidad de vida de las personas que lo sufren, afectando a la movilidad, actividades cotidianas, cuidado personal y estado anímico. Resulta necesario evaluarlo y mejorar su abordaje.

OBJETIVOS: evaluar el impacto del dolor en la calidad de vida de los pacientes.

MATERIAL/MÉTODOS: estudio descriptivo, observacional, transversal, multicéntrico en mayores de 18 años que llegan a la farmacia comunitaria, refiriendo dolor, con prescripción para éste y aceptan participar. Se estandarizó la recogida de datos y se instruyó previamente a los farmacéuticos participantes para la recogida de las siguientes variables: características sociodemográficas, intensidad del dolor (EVA), tipo de dolor según su duración y pronóstico, tipo de medicación (grupo terapéutico), calidad de vida (EuroQol-5D), capacidad funcional, calidad del sueño, satisfacción con su tratamiento y necesidad de un servicio profesional farmacéutico del dolor. Finalmente se realizó el registro informático de todos los datos y se procedió al análisis estadístico de los mismos empleando las aplicaciones informáticas MSExcel y Jamovi.

RESULTADOS: en la población incluida en el estudio (N = 403), se observó que el 9 % tenían una intensidad del dolor leve (EVA 1-3) con EuroQol = 7; un 33 % dolor moderado (EVA 4-5) con EuroQol = 8; 30 % dolor intenso (EVA 6-7) con EuroQol = 9; y 24 % dolor muy intenso (EVA 8-9) con EuroQol = 10; y 4 % dolor máximo (EVA = 10) con EuroQol = 11. Se obtuvo una media de 6,1 en EVA, y una media de 8,3 en EuroQol; con un coeficiente de correlación Spearman (CS) = 0,479 entre EuroQol y EVA; p < 0,001; al aumentar el valor de EVA aumenta el valor del EuroQol. Más del 49 % de los pacientes presentaba algunos problemas para caminar y hasta 3 % tenían que estar en cama; 26 % tenían algunos problemas para levantarse o vestirse, casi un 3 % eran incapaces; más del 50 % tenían problemas para realizar actividades cotidianas y un 6 % era incapaz de realizarlas; más del 12 % estaban muy ansiosos o deprimidos.

CONCLUSIONES: el valor CS obtenido nos indica un grado de correlación casi moderado entre la calidad de vida y la intensidad del dolor. A medida que asciende la EVA aumenta el valor del EuroQol, lo que se traduce en una disminución de la calidad de vida. Por ello creemos necesario que el farmacéutico comunitario implemente el servicio profesional farmacéutico del dolor para contribuir, junto con otros profesionales sanitarios, a mejorar la calidad de vida del paciente y disminuir su dolor.