Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Tratamiento de migraña crónica con toxina botulínica tipo A

Molina Úbeda JJ, Gómez Romero L, Molina Ortiz R, Gómez Moreno I, Gómez Argüelles JM, Ortiz Tobaruela MA.
Molina JJ, Gómez L, Molina R, Gómez I, Gómez JM, Ortiz MA. Tratamiento de migraña crónica con toxina botulínica tipo A . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: La cefalea es la causa mas frecuente de consulta neurológica. Los dos tipos mas frecuentes son la cefalea por tensión y la migraña. La complicación más frecuente de la migraña es la cronicidad, cuyos criterios se han modificado recientemente y se define como: • Cefalea durante al menos quince días al mes y al menos durante tres meses. • Diagnóstico previo de migraña episódica. • Durante ocho días o más al mes durante los últimos tres meses cumple criterios de migraña. • Sin abuso de analgésicos y no atribuible • a otros criterios. Su manejo es complejo y difícil. Se ha utilizado la toxina botulínica tipo A en ensayos y estudios abiertos y recientemente la Sociedad Española de Neurología ha recomendado su utilización en pacientes seleccionados.

MÉTODO.CASO CLÍNICO: Paciente de 43 años, residente en Cuenca con glaucoma, insuficiencia renal crónica, controlada tras trasplante renal (julio 2011 sin complicaciones). Sigue tratamiento con diferentes fármacos inmunosupresores (muchos de ellos tienen como efecto secundario la cefalea). Desde los 17-18 años de edad refiere cefalea hemicraneal de características migrañosas, frecuencia un episodio quincenal que ha ido aumentando, tanto en intensidad y frecuencia. Dura 24 horas. Responde bien a Triptanes. Ha seguido diferentes tratamientos profilácticos: con betabloqueantes, Flunaricina, valproato, que no fue eficaz. Frecuencia de cefaleas días/mes: • 18 en septiembre. • 22 en octubre fue tratada con bótox en otro centro. • 14 en noviembre, 12 en diciembre de 2011, 11 en enero, 7 en febrero, 8 en marzo, 15 en abril, 17 en mayo de 2012. En junio se inició tratamiento con bótox: 150 unidades intramusculares en diferentes músculos (corrugator, frontal, occipital, parespinal cervical, trapecio y temporal de forma bilateral).

DISCUSIÓN: El efecto de la toxina botulínica comienza a partir de la primera semana y dura entre 3-5 meses. Tras tratamiento en octubre, la frecuencia de cefalea se redujo desde 22 a 7 en 3 meses, pasado este tiempo aumentó la frecuencia. No podemos desestimar la influencia del trasplante renal ni los efectos secundarios de la medicación. A los 15 días de tratamiento había mejorado y en la revisión al mes llevaba 15 días sin cefalea.

CONCLUSIÓN: En pacientes con migraña crónica seleccionados la toxina botulínica es un fármaco útil y seguro.