Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):201

Sistema personalizado de dosificación en paciente mayor tras alta hospitalaria en pleno estado de alarma. Conciliación entre niveles asistenciales

Nieto Masa A1, Cano Polvillo M1, Santos Rodríguez L1
1. Farmacia El Espartal. Espartinas, Sevilla.
Nieto A, Cano M, Santos L. Sistema personalizado de dosificación en paciente mayor tras alta hospitalaria en pleno estado de alarma. Conciliación entre niveles asistenciales. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 201
Resumen: 

PRESENTACIÓN: hombre de 85 años que es hospitalizado el 7 de marzo por diarrea con rectorragia y pérdida de peso. El paciente padece diabetes tipo 2 tratado únicamente con metformina, hiperplasia benigna de próstata, hipertensión y dislipemia. Días después del alta hospitalaria es su hija la que acude a la farmacia pidiéndonos ayuda con la gestión de la medicación de su padre, ante el aturdimiento que denota en el mismo. La hospitalización ha sido en un hospital privado y el paciente cuenta con su médico de atención primaria (MAP) en la sanidad pública, lo que hace necesaria la conciliación entre distintos niveles asistenciales y distinta prestación.

DESARROLLO: revisamos la medicación y el informe al alta y decidimos ponernos en contacto con el MAP al observar que en el informe venía reflejada una Hb glicada de 11,4 sin cambio en su medicación antidiabética. Gracias a la relación establecida con el centro de salud local por el estado de alarma, disponíamos del correo electrónico del personal administrativo, y decidimos, dada la emergencia, utilizar esta vía para comunicarnos con el MAP.

RESULTADO: el médico, al ver nuestro correo con el informe al alta adjunto, decidió instaurar tratamiento con Efficib 50/1000 1-0-1-0 y dispuso la medicación para facilitar nuestra tarea en la elaboración del sistema personalizado de dosificación (SPD). Después de este primer contacto, volvimos a llamarlo para la reducción de dosis de un tratamiento con corticoide del mismo paciente.

CONCLUSIONES: la farmacia comunitaria es el establecimiento sanitario más asequible a la población, y más en un estado de alarma, siendo a veces el único sitio donde el paciente podía acudir. En este paciente había que conciliar no sólo medicación entre distintos niveles asistenciales, sino además entre la sanidad privada y pública y la farmacia fue un eslabón indispensable en la mencionada conciliación. La necesidad de nuevo tratamiento antidiabético nos hizo ser proactivos en la comunicación con el médico, lo que condujo a una mejora considerable en la calidad de vida del paciente. También tuvo que ver mucho en esa mejoría la adherencia al tratamiento que supuso la elaboración del SPD. Y todo esto se hizo en un estado de alarma nacional, lo que pone de manifiesto la necesidad de la farmacia comunitaria y de establecer canales de comunicación efectivos con el resto de profesionales sanitarios del área de salud, por el bien del paciente.