Farmacéuticos Comunitarios. 2021 Jan 20; 13(1):17-23 DOI: 10.33620/FC.2173-9218.(2021/Vol13).001.04

Servicio profesional farmacéutico de indicación farmacéutica en sequedad ocular utilizando el programa ‘I-VALOR’

Brizuela Rodicio L1, 2, Molinero A1, 3, 4, Amador-Fernández N1, Escribano-Molinero R1, Prats Mas R1, 5, 6, Eyaralar Riera T1, 7, Salar Ibáñez L1, 8, 9
1. Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC). 2. Farmacéutico comunitario en A Coruña. 3. Farmacéutica comunitaria en Fuenlabrada (Madrid). 4. Profesora Asociada Universidad de Alcalá (Alcalá de Henares). 5. Farmacéutica comunitaria en Denia (Alicante). 6. Profesora Asociada Universidad Miguel Hernández (Elche). 7. Farmacéutica comunitaria en Carbayín Alto (Asturias). 8. Farmacéutico comunitario en Valencia. 9. Profesor Asociado Universidad CEU-UCH (Valencia).
Brizuela L, Molinero A, Amador-Fernández N, Escribano-Molinero R, Prats R, Eyaralar T, Salar L. Servicio profesional farmacéutico de indicación farmacéutica en sequedad ocular utilizando el programa ‘I-VALOR’. Farmacéuticos Comunitarios. 2021 Jan 20; 13 (1): 17-23 DOI: 10.33620/FC.2173-9218.(2021/Vol13).001.04
Resumen: 

Introducción: la labor del farmacéutico comunitario en el Servicio de Indicación Farmacéutica (SIF) es muy importante como primera línea de asistencia a la población, aunque no está suficientemente documentada.

Objetivos: evaluar la intervención del farmacéutico comunitario en el SIF ante una consulta sobre enfermedad de ojo seco (EOS) con el uso de protocolos.

Material y métodos: estudio descriptivo, observacional realizado dentro del programa I-VALOR (enero-junio 2015). Los participantes fueron farmacéuticos voluntarios y pacientes que solicitaron algún remedio para aliviar la EOS. 

Se utilizó el protocolo del SIF del Foro de Atención Farmacéutica en Farmacia Comunitaria, un consenso para EOS realizado entre sociedades científicas, una hoja de derivación, un informe para el paciente y una hoja de recomendaciones.

Resultados: participaron 6.350 pacientes. 62,7 % consultas fueron realizadas por mujeres (24,3 % 46-65 años). El 60 % de los pacientes no presentaba ningún criterio de derivación. Se detectaron 3.887 criterios de derivación en 2.537 pacientes. Se decidió no derivar al 15,4 %, y del resto, 87,3 % aceptó la derivación. La dispensación de algún tratamiento tuvo lugar en el 80 % de los pacientes: 3.157 con tratamiento farmacológico (89,2 % un único medicamento) y 2.403 con tratamiento no farmacológico. El 35 % recibió consejos higiénico-dietéticos y consejo farmacéutico. Se detectaron 25 reacciones adversas a medicamentos (0,4 %). El 70,5 % de todas las consultas realizadas fueron resueltas sin necesidad de derivar al médico.

Conclusiones: el programa I-VALOR para EOS ha permitido evaluar la intervención protocolizada del farmacéutico en EOS mediante el registro de las actuaciones farmacéuticas para demostrar la labor desarrollada desde la farmacia comunitaria.

Descargar artículo completo: