Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):134

Sacarosa como excipiente y diabetes: ¿es relevante la cantidad?

Martínez López L1
1. Farmacia comunitaria, Albacete.
Martínez L. Sacarosa como excipiente y diabetes: ¿es relevante la cantidad?. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 134
Resumen: 

PRESENTACIÓN: C., 83 años, está incluida en nuestro servicio de sistemas personalizados de dosificación (SPD) desde hace seis meses como soporte para el manejo de su polifarmacia. Tratamiento habitual en SPD: atorvastatina 40 (0-0-1), alopurinol 100 (0-0-1), clopidogrel 75 (0-1-0), valsartán 80 (1-0-0), galvus 50 (1-0-1), pantoprazol 40 (0-0-1), nebivolol 5 (0-0-1) y sertralina 50 (1-1-0). En su última visita al servicio de endocrinología por mal control de glucemias, se sustituyó galvus por trajenta (1-0-0) y se instauró insulinoterapia (toujeo 300 12 U/día), pauta que ha mejorado el control tras dos semanas. Hoy nos solicita la dispensación de Zinnat 500 sobres y Romilar solución para tratar una infección respiratoria.

DESARROLLO: habida cuenta de los problemas con el control glucémico de C., la prescripción de una solución antitusiva nos hace interesarnos por su contenido en azúcares. Según datos obrantes en ficha técnica, romilar contiene 6,10 g de sacarosa por dosis (24,4 g/día). Además, la formulación de Zinnat granulado contiene 12,2 g por dosis, sumando cerca de 50 g/día en total. El uso de sacarosa como excipiente a tan elevados niveles podría resultar problemático en pacientes con diabetes por aumento de glucemias, en especial en casos no controlados.

RESULTADOS: no existen recomendaciones específicas para diabéticos (distintas a las de la población general) relativas a la ingesta diaria de azúcares simples, aunque la SED recomienda individualizarlas. En nuestro caso, la cantidad aportada por la medicación estaría próxima al total diario recomendado, por lo que debería ser tenida en cuenta en la ingesta. Puesto que un reajuste en el tratamiento no parece aconsejable, es preferible optar por alternativas más apropiadas si están disponibles. La atención del farmacéutico debe centrarse en presentaciones que pueden aportar elevadas cantidades azúcares simples (> 5 g) por dosis: sobres, soluciones y suspensiones orales, tanto de prescripción como dispensables por indicación farmacéutica. No existen alternativas de sustitución para Zinnat 500 granulado pero C. no presenta problemas de deglución: se contactó con MAP que optó por prescribir comprimidos recubiertos. Romilar fue sustituido por Normotus, que no contiene sacarosa en su formulación.

CONCLUSIONES: el servicio SPD, además ser ventajoso para el paciente en varios aspectos, posibilita al farmacéutico un conocimiento detallado de su farmacoterapia y situación, lo que puede ser importante para su evolución. El farmacéutico no solo debe conocer los principios activos que contienen los medicamentos sino también los EDO y sus posibles efectos.