Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):383

Paciente con catarros de repetición que acude a una farmacia comunitaria a por un tratamiento antigripal

Andraca Iturbe L1
1. Farmacia Andraca Iturbe, C.B. Barakaldo, Bizkaia.
Andraca L. Paciente con catarros de repetición que acude a una farmacia comunitaria a por un tratamiento antigripal. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 383
Resumen: 

PRESENTACIÓN: mujer que acude a la farmacia a por un tratamiento antigripal para su madre porque tiene mocos y malestar.

DESARROLLO: se le deriva al servicio de indicación farmacéutica y se le hacen las preguntas correspondientes. Edad: 62. Síntomas: mocos y malestar general. Patologías/tratamientos: ninguno. ¿Cuándo empezaron los síntomas? Hace 2 días. ¿Ha tomado algo? Esta vez no, pero le sucede frecuentemente porque suda mucho por las noches y con el calor se destapa y otras veces ha tomado paracetamol. Muchos días se levanta empapada en sudor, habiendo dormido mal e incluso después de ducharse sigue sudando. Ya tienen cita para ir al dermatólogo dentro de 1 mes. Se le indica un tratamiento a base de paracetamol, clorfenamina y fenilefrina cada 8 horas para los síntomas que tiene. También se le indica un complemento a base de cimífuga racemosa, té verde, rusco, eleuteroco y vitaminas B6, B9, B12 por la mañana y salvia, melatonina, passiflora y vitaminas A, K y D por la noche pensando en la posibilidad de que la sintomatología de sudores nocturnos e insomnio derivado puedan deberse a la sintomatología vasomotora frecuente en mujeres menopaúsicas. Se le proporciona también información escrita sobre buenos hábitos para mejorar los sofocos y el insomnio. Se le cita al de 15 días para valorar.

RESULTADO: la paciente acude a la cita de seguimiento agradeciendo enormemente nuestra intervención. Los sofocos no han desaparecido al 100 % pero sí que han remitido tanto en número como en intensidad, por lo que ya es capaz de dormir mejor y se encuentra mucho mejor ya que puede reanudar sus actividades cotidianas. La paciente ha continuado con el seguimiento y el tratamiento durante un año, ha informado al médico de atención primaria del mismo y en las consultas farmacéuticas de seguimiento afirma encontrarse mucho mejor. De hecho, refiere miedo a discontinuar el tratamiento de indicación farmacéutica.