Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):250

La intervención que cambió mi vida

Morales Marrero C1, Herrera Ramos P2, Dévora Gutiérrez S3, Guerra Hernández I4
1. Farmacéutica adjunta. La Laguna. 2. Médico residente atención primaria. La Laguna. 3. Profesor ayudante doctor. La Laguna. 4. Médico atención primaria. La Laguna.
Morales C, Herrera P, Dévora S, Guerra I. La intervención que cambió mi vida. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 250
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: la adherencia terapéutica inadecuada es un factor de riesgo para un peor control de la enfermedad, aparición de iatrogenia, problemas relacionados con medicamentos (PRM), malcumplimiento, menoscabo de recursos, mayor gasto sanitario. La mayor esperanza de vida, la pluripatología, cronicidad y polimedicación generan menor adherencia terapéutica. Presentamos una intervención en una paciente de 69 años con alto riesgo vascular (RCV), diabetes, hipertensión arterial (HTA), dislipemia y depresión severa, para los que tiene prescritos más de cuatro fármacos (polimedicación). Frecuenta asiduamente la farmacia comunitaria (FC) y el equipo de atención primaria (EAP), demandando más medicación de la pautada. Presenta mal control de sus factores de RCV, sobrepreso y parkinsonismo. Por ello se incluye en el sistema personalizado de dosificación (SPD).

OBJETIVOS: dar respuesta sanitaria global y detectar posibles PRM. Demostrar cómo la intervención conjunta entre FC y EAP, en un paciente polimedicado, mejora la adherencia terapéutica y calidad de vida.

METODOLOGÍA: estudio de intervención “antes-después” en paciente pluripatológica, polimedicada y malcumplidora. Se incluyó en el SPD de la FC (organización de la medicación en blíster herméticamente cerrados, para mejorar la adherencia terapéutica), estableciéndose contacto continuo con el EAP, para detectar posibles PRM y problemas de salud. Se analizaron variables cuantitativas: tensión arterial (TA), frecuencia cardiaca (FC), hemoglobina glicosilada y peso, previos a la intervención, a los tres meses, y al año.

RESULTADOS: al iniciar el SPD se verificó polimedicación y variables fuera de rango (TA, FC, peso). Se realizó intervención conjunta FC-EAP logrando mejorarlas. La paciente debutó con un “síndrome rígido-acinético secundario a fármacos”. Tras repetidas intervenciones conjuntas sobre el plan de tratamiento y seguimiento, un año después, disminuyó su peso, la hiperfrecuentación, y desapareció la sintomatología extrapiramidal y la polimedicación.

CONCLUSIONES: la polifarmacia supone mayor riesgo de PRM y aumento de morbimortalidad. El SPD es una herramienta que aumenta significativamente la adherencia terapéutica, además de suponer un seguimiento longitudinal. La actuación conjunta FC-EAP permitió reducir la polimedicación, los PRM y disminuir morbimortalidad; mejorar el uso de los recursos sanitarios y del gasto; prestar una atención sanitaria integral, optimizando la salud y calidad de vida de la paciente.