Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)

Intervención farmacéutica en psoriasis

González Borrego A.
González A. Intervención farmacéutica en psoriasis. Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8 (Suplemento 1)
Resumen: 

PRESENTACIÓN: mujer de 52 años, IMC 28, en tratamiento para el hipotiroidismo, hipercolesterolemia, Trastorno Depresivo Mayor (TDM), dolor cervical por hernia discal, y unas placas de psoriasis en codos desde hace 1 año. Cuando acude a recoger su medicación, nos muestra la aparición de una dermatosis pustular en las palmas de las manos desde unos días. Se le cita para una entrevista, detectamos colesterol total 250 mg/dl, LDL 120 mg/dl y HDL 54 mg/dl. Tras la recogida de datos se monta el estado de situación.

FASE DE ESTUDIO: en primera instancia y antes de entrar en detalle de lo que más le preocupa a la paciente, que es la dermatosis en las palmas de las manos, observamos que los niveles de colesterol están alterados. Tras consultar la ficha técnica de la Venlafaxina pudimos comprobar que se registraron aumentos clínicamente relevantes del colesterol sérico en el 5,3% de los pacientes tratados con venlafaxina, frente al 0,0% de los pacientes tratados con placebo durante al menos 3 meses en ensayos clínicos controlados. Cabe la duda de una posible falta de efectividad cuantitativa de la Atorvastatina o una inseguridad de la Venlafaxina. Tras inspeccionar las pústulas y la descamación presente en las manos, y teniendo en cuenta que la psoriasis no la tiene controlada, nos encontramos con un problema no tratado y un resultado negativo por inefectividad.

INTERVENCIÓN: por un lado, se le deriva al dermatólogo, por decisión de la paciente, para la evaluación de la dermatosis. Se confirma una psoriasis pustulosa palmar para la que le prescribe Acitretina 10 mg durante 2 meses, una vez al día. Durante estos 2 meses se tiene en seguimiento para ver la evolución de la dermatosis y mantener al paciente motivado, y evitar un posible incumplimiento, muy frecuente en esta patología. Conjuntamente se le deriva a su médico de atención primaria para la evaluación de la posible dislipemia, causada posiblemente por la venlafaxina. Tras la evaluación, aumenta la dosis de Atorvastatina 20 mg a 40.

RESULTADOS: tras 2 meses de seguimiento, las pústulas habían desaparecido, la paciente suspendió el tratamiento con el retinoide oral y se le indicó que siguiera con el emoliente. En cuanto a la dislipemia, a los 3 meses, tanto los niveles de colesterol total como de LDL habían descendido.

CONCLUSIÓN: el farmacéutico comunitario en muchas ocasiones es el primer sanitario con el que tiene contacto el paciente. Es por ello que su intervención en la detección de cualquier problema, en la mejora de la efectividad y seguridad de los tratamientos, así como el seguimiento de la patología, consigue mejorar la calidad de vida de este. Los problemas dermatológicos como la psoriasis, suelen presentar una alta tasa de incumplimiento. Es por ello sumamente importante la implicación del farmacéutico comunitario para favorecer la adherencia al tratamiento.