Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):159

Importancia de la conciliación de la medicación al alta hospitalaria en un paciente en tratamiento con acenocumarol

Maeso de la Fuente S1
1. Farmacia Lorena Sierra Vadillo. Santurtzi, Bizkaia.
Maeso S. Importancia de la conciliación de la medicación al alta hospitalaria en un paciente en tratamiento con acenocumarol. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 159
Resumen: 

PRESENTACIÓN: mujer de 79 años con IC izquierda de origen valvular incluida en el servicio de seguimiento farmacoterapéutico de la farmacia. Acude a entrevista programada después de dos ingresos en los servicios de urgencias hospitalarios. Se detecta un problema de conciliación de la medicación al alta.

DESARROLLO: la paciente está en tratamiento con: acenocumarol, metildigoxina, furosemida, carvedilol y enalapril. Acude a urgencias por una afección cutánea y se le prescribe eritromicina, manteniendo su medicación habitual, así como su cita para su control de INR 8 días después. Al quinto día de tratamiento con eritromicina, la paciente regresa a urgencias por una pérdida repentina de memoria. Se le diagnostica una pequeña hemorragia cerebrovascular. El INR en sangre = 6 (valores normales 2,0-3,0). Se le suspende el tratamiento con eritromicina por sospecha de interacción con el anticoagulante acenocumarol y se sustituye por amoxicilina/ácido clavulánico. Se ajusta la dosis de acenocumarol y se aumenta la frecuencia de los controles de INR, pasando a cada tres días.

RESULTADO: revisados los informes médicos y de interconsulta y la bibliografía relacionada con el caso, se detecta un fallo de conciliación de la medicación al alta del servicio de urgencias. La interacción está bien documentada en clínica y supone una posible potenciación de la actividad anticoagulante del acenocumarol. Según las recomendaciones de control del INR cuando se prescribe un medicamento susceptible de interactuar con el acenocumarol, es preciso vigilar estrechamente la coagulación y controlarlo con mayor frecuencia (p.ej. dos veces por semana). Un correcto control del INR en previsión al posible PRM podría haber evitado la RAM y la segunda visita al servicio de urgencias por parte de la paciente. La correcta conciliación de la medicación durante la transición entre los distintos niveles asistenciales garantiza que los pacientes reciban los medicamentos necesarios, a las dosis, vías de administración y posología correctas; y que los mismos sean adecuados a la nueva situación, evitando omisiones, duplicidades, errores en la dosis o interacciones.

BIBLIOGRAFIA: Buscador avanzado. Ficha técnica Sintrom®. AEMPS [internet]. CIMA. Madrid: agencia Española del Medicamento y Productos sanitarios; Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/2- Díaz A, García L, Herrero S, López LM, Matia A, Sánchez D y col. Guía clínica de consenso en anticoagulación oral en Castilla y León. 20143- Prácticas seguras para el uso de anticoagulantes orales. Madrid: ministerio de Sanidad. Servicios Sociales e Igualdad; 2016. Disponible en: https://www.seguridaddelpaciente.es/resources/documentos/2016/ACO %20Informe.pdf.