Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)

Impacto del cambio en la apariencia de los medicamentos en la adherencia a los antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARAII) y en los niveles de presión arterial: estudio de cohortes retrospectivo

López Pintor E, Lumbreras Lacarra B.
López E, Lumbreras B. Impacto del cambio en la apariencia de los medicamentos en la adherencia a los antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARAII) y en los niveles de presión arterial: estudio de cohortes retrospectivo. Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8 (Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: la falta de adherencia al tratamiento farmacológico constituye una de las principales causas de fracaso terapéutico en enfermedades crónicas. Se trata de un problema de enorme magnitud, que supone además un elevado coste a los sistemas sanitarios y a la sociedad. Medir la adherencia es un proceso complejo; en la mayoría de los estudios publicados se considera que los pacientes que retiran la medicación de la farmacia comunitaria es cumplidor. Sin embargo, ningún estudio hasta el momento ha evaluado la adherencia en el ámbito de la farmacia comunitaria en pacientes que regularmente retiran su medicación. Paralelamente, la sustitución de medicamentos por moléculas de distinta apariencia podría influir en el cumplimiento por parte del paciente; sin embargo, apenas hay evidencia científica publicada sobre este hecho.

OBJETIVOS: el objetivo del estudio ha sido evaluar la adherencia a medicamentos antihipertensivos ARA-II (antagonistas de los receptores de la angiotensina II) y los factores asociados en pacientes que acuden a farmacias comunitarias a recoger su medicación y evaluar la influencia del cambio en la apariencia del medicamento en la adherencia al tratamiento antihipertensivo y el control de los niveles de presión arterial.

METODOLOGÍA: el estudio se ha realizado en cuarenta farmacias comunitarias de la provincia de Alicante y han participado 63 farmacéuticos comunitarios investigadores. Los farmacéuticos que voluntariamente aceptaron participar fueron formados previamente en el objetivo, metodología y protocolo de trabajo del estudio y un monitor estaba en contacto físico permanente con las farmacias para garantizar la calidad de los datos recogidos. Cada farmacia seleccionaba de manera aleatoria a quince pacientes en tratamiento con medicamentos ARA-II que hubieran retirado el medicamento al menos en las tres últimas dispensaciones. A los pacientes incluidos se les realizaba un cuestionario encaminado a recoger variables sociodemográficas (edad, nacionalidad, sexo, nivel de estudios) relacionadas con el tratamiento antihipertensivo y medicación concomitante y con preguntas para evaluar la adherencia. Para medir la adherencia se utilizó el test de Morisky-Green y el Test de Batalla, y el cuestionario SATMED-Q para evaluar la satisfacción del paciente con su medicación. Finalmente, se midió la presión arterial del paciente. También se registraba la medicación antihipertensiva retirada de la farmacia en las tres últimas dispensaciones. El análisis estadístico realizado consistió en un análisis descriptivo de los datos para estimar las proporciones de las variables incluidas. Para medir la asociación entre la adherencia al tratamiento y las variables bajo estudio se determinaron los riesgos relativos y sus intervalos de confianza al 95% a través de una regresión de Poisson. En el modelo multivariante se consideraron todas las variables significativas (p<0.05) en el análisis univariado.

RESULTADOS: se incluyeron en el estudio 602 pacientes; la mitad era mujer, la mediana de edad de 68,8 años y la mayoría de nacionalidad española (95,4%) y con estudios primarios (40,7%) o secundarios (24,3%). 161/602 (13,7%) pacientes no tenían la presión arterial controlada. De acuerdo al Test de Morisky, 410/602 (68,2%) pacientes eran adherentes y 231/602 (38,4%) eran adherentes según el Test de Batalla. Impacto del cambio de la apariencia en la adherencia al tratamiento: el análisis multivariante muestra que aquellos pacientes que han tenido algún cambio en la apariencia del medicamento tienen mayor probabilidad de no ser adherentes respecto a los pacientes que no han tenido ningún cambio (RRa 0.45; IC95% 0,22 a 0,90; p=0,024). Respecto al impacto del cambio de la apariencia en los niveles de presión arterial, los resultados muestran que los pacientes que han tenido algún cambio en la apariencia del medicamento tienen los niveles de presión arterial sistólica (PAS) significativamente más elevados (mediana PAS=142 mmHg (RIQ 136-148) que aquellos pacientes que no han tenido cambios (mediana PAS=127 mmHg; RIQ 118- 135) (p<0.001). Otros factores identificados que se asocian significativamente a la pérdida de adherencia, son: 1) el número de medicamentos: los pacientes que consumen cinco o más de cinco medicamentos son más adherentes que aquellos que consumen cinco o menos (78,2% VS 65,5%; P<0,001); 2) Horario de las tomas: los pacientes que piensan que el horario de las tomas es adecuado tienden a ser más adherentes que aquellos que opinan que no (72,1% VS 60,3%; p=0,032) y 3) Interferencia de los efectos adversos de la medicación con las actividades de ocio: los pacientes que perciben que algún efecto adverso interfiere con sus actividades de ocio son significativamente menos adherentes que aquellos a los que nos les interfieren (59,8% VS 69,9%; P=0,004).

CONCLUSIONES: la falta de adherencia en los pacientes que acuden regularmente a recoger su medicación a la farmacia es elevada (32%), lo que implica que casi uno de cada tres pacientes hipertensos no cumple con el tratamiento que se le dispensa en la farmacia. Además, cerca de un 15% de estos pacientes no tiene la presión arterial controlada. Los pacientes que han tenido algún cambio en la apariencia de la medicación tienen más probabilidad de ser no adherentes, tener la presión arterial significativamente más alta y una presión sistólica mayor. Estos resultados muestran que la apariencia del medicamento es un factor a considerar al prescribir y dispensar medicamentos. El farmacéutico comunitario debería informar al paciente en la dispensación también de los cambios de apariencia de los medicamentos, como medida para mejorar la adherencia. Esta información puede ser relevante para diseñar estrategias y herramientas encaminadas a mejorar la adherencia, donde el farmacéutico comunitario tendría un rol fundamental.