Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Evaluación de la utilidad del farmacéutico comunitario en la automedición de la presión arterial (AMPA) y su posterior análisis para el diagnóstico y tratamiento de la hipertensión arterial (HTA)

Penín Alvárez O, Blanco González MI.
Penín O, Blanco MI. Evaluación de la utilidad del farmacéutico comunitario en la automedición de la presión arterial (AMPA) y su posterior análisis para el diagnóstico y tratamiento de la hipertensión arterial (HTA). Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: Las sociedades científicas y la Guía Española de Hipertensión Arterial aconsejan el uso de AMPA para el diagnóstico y la toma de decisiones terapéuticas en pacientes con hipertensión arterial. El farmacéutico comunitario puede facilitar la implantación e interpretación de este tipo de técnicas.

OBJETIVOS: 1. Comprobar la utilidad de la aplicación de un programa informático de análisis de cifras tensionales en el diagnóstico de HTA. 2. Comprobar la utilidad de dicho programa en la instauración y modificación de tratamiento farmacológico de HTA. 3. Evaluar qué facultativo médico (atención primaria o especialista) toma la decisión de instaurar un tratamiento farmacológico. 4. Analizar el impacto de las decisiones terapéuticas en las cifras de tensión arterial de los pacientes analizados.

MATERIAL Y MÉTODOS: Se realizó un muestreo sistemático de los pacientes que solicitaron medición aislada de la tensión arterial, así como de los que solicitaron información sobre tensiómetros en nuestra farmacia comunitaria entre septiembre 2011 y julio 2012. Se excluyó a los pacientes menores de 18 y mayores de 80 años, a los que no estaban en condiciones de realizar la automedición de su tensión y a los que no tenían un tensiómetro incluido en la lista de SEHLELHA. Todos fueron instruidos en la toma de tensión según las indicaciones de la guía SEFAC. Los datos obtenidos se analizaron con un programa propiedad de OMRON. Las variables discretas se expresan como porcentaje y las continuas como media ± desviación estándar.

RESULTADOS: La muestra analizada está formada por 34 personas (14 varones) con edades comprendidas entre 43 ± 76 años. El 64 por ciento de esos pacientes ya tenía tratamiento antihipertensivo (50 por ciento IECA, 50 por ciento ARAII). El 55 por ciento de los pacientes vieron modificado su tratamiento en función de los datos obtenidos con AMPA. Amlodipino e hidroclorotiazida fueron los fármacos más frecuentemente incorporados a su tratamiento. El médico de cabecera decidió el cambio de tratamiento en el 82 por ciento de los casos. En los pacientes a los que se modificó el tratamiento la tensión arterial sistólica disminuyó 12,88 ± 8,33 y la diastólica 10,79 ± 5,62 mmHg

CONCLUSIONES: 1. La aplicación en farmacias comunitarias de un programa informático de análisis de cifras de tensión arterial es útil para el diagnóstico y tratamiento de HTA. 2. El médico de atención primaria es quien toma mayoritariamente las decisiones terapéuticas en esta patología. 3. Las decisiones terapéuticas adoptadas tras la intervención del farmacéutico comunitario producen un descenso notable en las cifras tensionales.