Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Evaluación de la respuesta terapéutica en pacientes con enfermedad artrósica desde la farmacia comunitaria

González Rodríguez A, Ledo Olivares C, Llorente Pérez RM, Piñeiro Arias M, Navarro Alayeto R.
González A, Ledo C, Llorente RM, Piñeiro M, Navarro R. Evaluación de la respuesta terapéutica en pacientes con enfermedad artrósica desde la farmacia comunitaria. Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

La artrosis es una enfermedad que origina dolor, rigidez e incapacidad funcional. Actualmente el tratamiento es sintomático, no existe ningún fármaco con capacidad para frenar la enfermedad artrósica, aunque los síntomas que origina se pueden aliviar, permitiendo que el paciente padezca lo menos posible.

OBJETIVOS: Evaluar la respuesta terapéutica en pacientes con osteoartrosis desde la farmacia comunitaria. Colaborar con el equipo multidisciplinar en la consecución de los objetivos que se persiguen con el tratamiento de la artrosis: alivio del dolor, educación del paciente y mejora en la funcionalidad articular.

MATERIAL Y MÉTODOS: Estudio descriptivo, transversal, observacional en farmacias comunitarias de Madrid. Población diana constituida por pacientes diagnosticados de osteoartrosis, en tratamiento con medicamentos de los grupos terapéuticos N02, M01 y H02AB, que aceptan participar. Durante seis meses cumplimentamos un cuestionario estructurado para recoger información sobre el paciente, diagnóstico, medicamentos prescritos, articulaciones afectadas, grado de dolor, estado funcional de la articulación, estado global del paciente e intervención farmacéutica. Para medir el grado de dolor y el estado global del paciente utilizamos la escala visual analógica (EVA). Para valorar la función de la articulación utilizamos el cuestionario de calidad de vida Western Ontario McMaster University Osteoarthritis Index (WOMAC).

RESULTADOS: Aceptaron participar un cien por cien, cumplimentándose 141 cuestionarios. El cien por cien toma fármacos para modificar la sintomatología, de los que un 73 por ciento toma fármacos de acción rápida, un 10 por ciento fármacos de acción lenta (SYSA-DOA) y el 17 por ciento ambos. Los fármacos incluidos pertenecen al grupo N02B (36 por ciento), M01A (27 por ciento), N02AX (23 por ciento), M01AH (14 por ciento), M01AX (29 por ciento) y H02AB (1,4 por ciento) prescritos para enfermedad artrósica. Solamente un 24 por ciento de los pacientes obtuvo una reducción del dolor de 20 mm en la EVA, suficiente para considerar que un paciente ha respondido al tratamiento alcanzándose así la respuesta clínica mínima efectiva. Sólo un 28 por ciento de los pacientes presenta ninguno/poco dolor al andar por terreno llano, un 16 por ciento ninguna/poca rigidez al despertarse por la mañana y un 7 por ciento ninguna/poca dificultad al subir escaleras. Detectamos 111 RNM, de los que fueron de inefectividad un 55 por ciento. Los farmacéuticos dispensaron el tratamiento en el cien por cien de los casos con SFT (13 por ciento), se derivó al especialista (13 por ciento), derivó MAP (8,5 por ciento), se recomendó ejercicio físico (19 por ciento), se recomendó dieta-ejercicio (10 por ciento).

CONCLUSIÓN: La intervención del farmacéutico comunitario en pacientes con osteoartrosis es una contribución incuestionable para mejorar la efectividad de los tratamientos y para cumplir con los objetivos que persigue el tratamiento de la artrosis (mejorar el funcionamiento de la articulación, mantener un peso saludable y controlar el dolor).