Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):191

Estimación de la edad vascular y la velocidad de la onda de pulso en farmacias comunitarias. Proyecto COFARTEN

Rodilla Sala E1, 2, Climent Catalá M3, Prats Mas R4, Bellver Monzó O5, Andraca Iturbe L6, Reig López J7, García Zaragozá E8, Córcoles Ferrándiz M9, Jaráiz Magariños I10, García Sevillano L11
1. Hospital Universitario de Sagunto. 2. Universidad Cardenal Herrera-CEU. Moncada. 3. Farmacia Comunitaria, L´Olleria. 4. Farmacia comunitaria. Denia. 5. Farmacia comunitaria. Valencia. 6. Farmacia comunitaria. Barakaldo. 7. Farmacia comunitaria. Muro de Alcoy. 8. Farmacia comunitaria. Alfaz del Pi. 9. Farmacia comunitaria. Alcoy. 10. Farmacia comunitaria. Olloniego. 11. Farmacia comunitaria. Boadilla del Monte.
Rodilla E, Climent M, Prats R, Bellver O, Andraca L, Reig J, García E, Córcoles M, Jaráiz I, García L. Estimación de la edad vascular y la velocidad de la onda de pulso en farmacias comunitarias. Proyecto COFARTEN. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 191
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: la elaboración de tablas de riesgo ha supuesto un gran avance en el manejo del riesgo cardiovascular de la población general. Sin embargo, su uso se ve cuestionado por el hecho de que se limita a grupos de edad específicos, no incluye nuevos factores de riesgo e infraestima el riesgo en pacientes jóvenes. Las guías recomiendan determinar lesiones de órgano diana (LOD) como la rigidez arterial (RA) que han demostrado un valor pronóstico independiente y adicional. Estudios previos (RIVALFAR) han demostrado la idoneidad de farmacias comunitarias para estimar la RA.

OBJETIVO: estimar la RA en FFCC y comparar cómo se modifica el riesgo cardiovascular calculado con SCORE.

MATERIAL Y MÉTODOS: estudio observacional, transversal prospectivo en el que se estimará la RA mediante la determinación con oscilometría braquial de la velocidad de la onda de pulso (AGEDIO®, IEM, Stollberg, Alemania). Todos aquellos participantes con presión arterial y/o RA elevada, serán remitidos a su Centro de Salud para determinación de colesterol para así poder calcular la puntuación de SCORE y valorar si la estimación de la RA modifica el riesgo cardiovascular de SCORE.

RESULTADOS: se han incluido hasta la fecha 434 participantes, de los cuales 181 (41,7 %) eran hipertensos, con 58 individuos no controlados (32,0 %) y 56 (30,9 %) que presentaban RA elevada. Otros 196 participantes eran normotensos sin tratamiento farmacológico, en 16 de los cuales (8,2 %) se estimó una rigidez elevada. Otros 57 (13,1 %) sujetos sin tratamiento farmacológico conocido previamente mostraron cifras de presión elevadas. En suma, al menos 147 participantes fueron susceptibles de ser remitidos a atención primaria para cálculo del riesgo cardiovascular por SCORE. Sin embargo, solo disponemos de feed-back en forma de determinación del colesterol en 45 pacientes, que alcanza el 30,6 % de lo esperado. Calculando la puntuación de SCORE en los pacientes disponibles, aproximadamente en la mitad de los pacientes se incrementa el riesgo cardiovascular a riesgo elevado por la presencia de la RA como lesión de órgano diana.

CONCLUSIONES: las farmacias comunitarias están en disposición de estimar a nivel poblacional LOD como la RA que permiten una mejor estratificación del riesgo cardiovascular. COFARTEN representa una iniciativa que tras una fase transversal prevé una fase de seguimiento longitudinal que deberá permitir valorar hasta qué punto la velocidad de onda de pulso puede contribuir a prevenir enfermedades cardiovasculares. Otra conclusión importante es que la relación entre farmacias comunitarias y la atención primaria es susceptible de mejorar.