Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Educación para la salud a pacientes con enfermedad artrósica desde la farmacia comunitaria

González Rodríguez A, Ledo Olivares C, Llorente Pérez RM, Piñeiro Arias M, Navarro Alayeto R.
González A, Ledo C, Llorente RM, Piñeiro M, Navarro R. Educación para la salud a pacientes con enfermedad artrósica desde la farmacia comunitaria . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: La artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular, origina dolor, rigidez e incapacidad funcional. Alrededor de los 40 años muchas personas presentan signos radiográficos de artrosis, sobre todo en las articulaciones que soportan mayor peso aunque relativamente pocos presentan síntomas (dolor o rigidez). Nuestra actuación sobre los factores de riesgo modificables es de vital importancia para el freno o desarrollo de las alteraciones del cartílago articular. Es recomendable que los farmacéuticos enseñemos a los pacientes como afrontar la enfermedad artrósica (la clave es el autocuidado: peso adecuado y constancia en el ejercicio) que podrían frenar el desarrollo de artrosis para actuar de forma preventiva.

OBJETIVOS: Ofrecer educación para la salud a los pacientes con osteoartrosis, colaborando con el equipo multidisciplinar en la consecución de los objetivos que se persiguen con el tratamiento de la artrosis: alivio del dolor, educación del paciente y la mejora en la funcionalidad articular.

MATERIAL y METODOS: Estudio descriptivo, transversal, observacional en farmacias comunitarias de Madrid, La población diana está constituida por pacientes diagnosticados de osteoartrosis, en tratamiento con medicamentos de los grupos terapéuticos N02, M01 y H02AB, que aceptan participar. Durante seis meses cumplimentamos un cuestionario estructurado para recoger información sobre el propio paciente, diagnóstico médico, medicamentos prescritos, su conocimiento del tratamiento, reacciones adversas e incidencias, y la intervención farmacéutica. Además se entrega al paciente un díptico con recomendaciones para el autocuidado en la enfermedad artrósica. RESULTADOS: Aceptaron participar un cien por cien, cumplimentándose 141 cuestionarios. Con una distribución por edades del 48 por ciento entre 30-69 años y 47,5 por ciento mayores de 70 años. Diagnosticados de artrosis localizada un 53 por ciento y artrosis generalizada 47 por ciento. Las articulaciones más afectadas fueron: rodillas (73 por ciento), vértebras (50 por ciento), caderas (37,5 por ciento). Los factores de riesgo más prevalentes encontrados fueron: osteoporosis (20 por ciento), obesidad (14 por ciento) y enfermedades endocrinometabólicas (13,4 por ciento). Como manifestaciones clínicas el cien por cien de los pacientes presenta dolor, 63 por ciento rigidez articular, 16 por ciento incapacidad funcional. Los farmacéuticos dispensaron el tratamiento en el cien por cien de los casos con EPS (17 por ciento), IPM (9 por ciento), SFT (13 por ciento), IF (8 por ciento), recomendar ejercicio físico (19 por ciento), recomendar dieta y ejercicio (10 por ciento), derivar al especialista (13 por ciento), derivar MAP (8,5 por ciento).

CONCLUSIÓN: La intervención del farmacéutico comunitario en pacientes con artrosis es una gran contribución en la actuación multidisciplinar, el farmacéutico vela por mantener el tratamiento no farmacológico (piedra angular en el tratamiento de la osteoartrosis); así con una intervención temprana y un tratamiento preventivo que son esenciales para la evolución y control de la enfermedad.