Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)

Comprobación del uso humano de plantas medicinales en dolencias digestivas en la comarca de las cinco villas (Zaragoza)

Catalán Sesma J.
Catalán J. Comprobación del uso humano de plantas medicinales en dolencias digestivas en la comarca de las cinco villas (Zaragoza). Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8 (Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVO: aprovechar la experiencia profesional del autor como farmacéutico comunitario durante 35 años en su localidad y otros diez pequeños municipios que componían su antiguo partido farmacéutico y su relación con las gentes de esas localidades. Durante este tiempo se han documentado conocimientos tradicionales con plantas medicinales -remedios populares- comprobado su coincidencia con sus utilidades farmacológicas -fitoterapia- y estimulado el curar dolencias a través de la utilización de las plantas que tienen cercanas.

FUENTES DE TRABAJO: han sido fuentes orales ya que el trabajo, “el material”, fue el contacto personal con las personas, de edad avanzada, que habían practicado y recomendado diversos remedios curativos y que habían adquirido sus conocimientos por transmisión familiar y de la tradición popular. El número de informantes no sobrepasa la veintena, entre quienes había alguna mujer con reconocido prestigio en este ámbito y buena parte de ellos pertenecía al colectivo de pastores, por cierto, en número muy disminuido en la actualidad y, por desgracia, ya pocos entre nosotros.

METODOLOGÍA DE TRABAJO: tres han sido los procesos:

  • Recopilación de datos: se obtenían mediante entrevista directa del autor. Resultó fácil pues al ser natural del lugar ya me habían visto crecer como un hijo más de “casa del boticario”. Desde el año 1980 he sido el farmacéutico de esas poblaciones y hubo total confianza para que me desvelasen “sus secretos curativos”.
  • Organización de los datos utilizando la sistemática botánica: lo trasmitido era con el nombre popular de las diferentes plantas; así, era necesario transformar ese nombre en su nombre científico, pues los fundamentos de la profesión farmacéutica han sido, desde siglos, el conocimiento botánico de la planta siguiendo la tradición botánica linneana.
  • Comprobación o ratificación de los usos medicinales populares conforme a la realidad de la fitoterapia actual según la Farmacognosia y Farmacología que nos enseñan en nuestras Facultades de Farmacia.

RESULTADOS: se ha comprobado el uso de bastantes especies vegetales como remedios curativos utilizados por nuestros antepasados. Sirvan como ejemplos:

  • Antidiarreicas: carrasca, patata, rosal silvestre…
  • Antiespasmódicas: belladona, beleño, ontina…
  • Digestivas: hinojo, manzanilla, manzanillera…
  • En la función hepática: alcachofa, cardo mariano, diente de león…
  • Laxantes: achicoria, higos, malva…

CONCLUSIONES: se han comprobado numerosos remedios populares, es decir, que desde la noche de los tiempos el hombre viene utilizando para curar sus enfermedades los elementos que la naturaleza más cercana le viene brindando.  Esos remedios ancestrales coinciden con los actuales usos fitoterapeúticos recomendados en la actualidad por el farmacéutico comunitario en su farmacia, lo que refuerza la posición del farmacéutico ante sus pacientes.