Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):234

Caso clínico en Helycobacter pylori

Rodríguez Sampedro A1, 2
1. Farmacia comunitaria. A Pobra do Caramiñal, A Coruña. 2. Área de desarrollo de SEFAC. Ribeira, A Coruña.
Rodríguez A. Caso clínico en Helycobacter pylori. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 234
Resumen: 

PRESENTACIÓN: mujer de 67 años, acude a la farmacia a buscar Pylera con receta médica para tratar la Helycobacter pylori.

DESARROLLO: cuando vemos la receta nos extraña ver que la posología es: 3 pastillas cada 8 horas, cuando la posología adecuada es de 3 pastillas al día. 3 cada 8 horas y 3 antes de acostarse y que no está pautado un probiótico. Se le pregunta a la paciente si esa fue la indicación que le dio el médico, y afirma que sí. Se le explica que esa no es la posología adecuada y se le comenta que se va a llamar al médico para consultar la razón de esa posología. Se llama al centro de salud, ya que la receta es del médico de cabecera y se le consulta al médico que la posología que aparece es la real, ya que está incompleta. La médica me contesta que fue muy difícil explicarle a la paciente lo importante que era eliminar la bacteria que tenía y que tenía que tomar una medicación larga. La paciente le puso muchas pegas y le dijo que no iba a tomar tantas pastillas, de ahí la rebaja de la posología aún a pesar de saber que no va a ser efectiva. La médica me llegó incluso a decir que si conseguía convencer a la paciente de que tomara las pastillas tal y como se deben tomar me contrata. Ahora entendemos por qué no está pautado el probiótico, pero se lo comentamos igual. Se da la casualidad de que la farmacéutica había tenido que tomar el mismo tratamiento hace un año, y así poniéndose de ejemplo se le explica a la paciente la importancia de tomar bien la medicación. La paciente nos hace muchas preguntas, las cuales son todas correctamente contestadas. Nos dice que el probiótico no lo va a llevar, aún a pesar de las explicaciones dadas de la importancia que tiene para reponer la microbiota por el efecto de los antibióticos, pero no se le insiste más para que no se arrepienta de la decisión de tomar la medicación.

RESULTADO: la paciente vuelve a los dos días a decir que empezó a tomar la medicación y que quiere llevar el probiótico. Se le dice que venga cuando acabe y le vuelvan a hacer la prueba. Vuelve a decir que acabó el tratamiento completo y que la prueba le dio negativo.