Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Análisis de registros de dispensación de bifosfonatos dentro del Programa D-VALOR

Salar Ibañez L, Solá N, Cosín A, Dago A, Cámara R, Gutiérrez P.
Salar L, Solá N, Cosín A, Dago A, Cámara R, Gutiérrez P. Análisis de registros de dispensación de bifosfonatos dentro del Programa D-VALOR . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS: Describir y analizar los resultados obtenidos en el programa D-VALOR con el grupo de los bifosfonatos a fin de poder mejorar la actuación del farmacéutico durante la dispensación y que el paciente logre optimizar su farmacoterapia.

MATERIAL Y MÉTODO: El Programa D-VALOR pretende protocolizar la dispensación mediante la formación del mayor número de farmacéuticos en la técnica de la dispensación y en la farmacología básica de cinco grupos terapéuticos, entre ellos los bifosfonatos. Durante el periodo de registro los farmacéuticos registraban en una web las dispensaciones realizadas de los grupos terapéuticos seleccionados.

RESULTADOS: Desde el 01/01/2012 hasta el 23/07/2012 un total de 2.487 farmacéuticos registraron 37.278 dispensaciones de bifosfonatos, mayoritariamente a mujeres (93 por ciento). El 61 por ciento fue a pacientes mayores de 65 años, el 37 por ciento a mayores de 45 y menores de 65 y el 2 por ciento restante a menores de 45 años. La proporción de hombres era ligeramente superior en los mayores de 65 años, 7,6 por ciento frente a 5,9 por ciento en 45-64 años. Los principios activos dispensados fueron 30 por ciento ibandrónico, 27 por ciento risedrónico, 26 por ciento alendrónico y 17 por ciento alendrónico/colecalciferol. El 13 por ciento de las dispensaciones fueron inicio de tratamiento, y el 87 por ciento fueron continuaciones de tratamiento. Solo un 7 por ciento de los pacientes dijeron que el bifosfonato les daba problemas. El conocimiento de los pacientes sobre su medicación fue 93 por ciento indicación, 96 por ciento dosis, 89 por ciento forma de administración y solo el 51 por ciento conocían la duración. Los bifosfonatos tienen una forma especial de administración. Un 33 por ciento de los pacientes la desconoce. Para asegurar la efectividad del tratamiento hay que asegurar los aportes de calcio. Un 12 por ciento de los pacientes no tomaba suplementos de calcio. Los suplementos de calcio fueron ligeramente menos frecuentes en hombres que en mujeres (85 por ciento – 89 por ciento) y aumentaban con la edad del paciente. El 21 por ciento de los menores de 45 años no tomaba calcio, el 13 por ciento de los 45-64 y el 10 por ciento de los mayores de 65. No hubo diferencias entre los distintos bifosfonatos. Ni siquiera con la asociación de alendrónico y colecalciferol. Sí hubo diferencias importantes entre los tratamiento de inicio y de continuación. El 41 por ciento de los tratamientos de inicio no tomaba calcio.

CONCLUSIONES: Una parte importante de la población no tiene los conocimientos mínimos sobre su tratamiento con bifosfonatos para asegurar la efectividad y seguridad del mismo. Es importante que el farmacéutico se implique en la detección de estas carencias, especialmente en la técnica de administración y en asegurar los aportes de calcio.