Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)

Valoración del farmacéutico comunitario sobre la participación en un proyecto de detección de desnutrición en farmacia comunitaria (D'NUT)

Baixauli López V, González González A, Vanrell Garau B, Llull Vila R.
Baixauli V, González A, Vanrell B, Llull R. Valoración del farmacéutico comunitario sobre la participación en un proyecto de detección de desnutrición en farmacia comunitaria (D'NUT). Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS: valoración de la partici­pación del farmacéutico comunitario en un proyecto de detección de des­nutrición en pacientes mayores de 65 años.

MATERIAL Y MÉTODO: cuestiona­rio de elaboración propia, dirigido al farmacéutico comunitario tras participar en el proyecto, que inclu­ye preguntas sobre la percepción del paciente, satisfacción del farmacéu­tico, organización del proyecto, in­corporación de éste y otros servicios profesionales en la farmacia comu­nitaria.

RESULTADOS: el 95 por ciento de los farmacéuticos considera que ha sido fácil ofrecer el servicio y captar pa­cientes. El 100 por ciento de los en-cuestados considera que ha mejorado el conocimiento nutricional de sus pacientes. El 70 por ciento cree que no ha mejorado la percepción del far­macéutico comunitario por parte de los pacientes. Por otro lado, el 85 por ciento de los farmacéuticos se sien­te más satisfecho a nivel profesional y el 71 por ciento considera que ha incorporado nuevas herramientas prácticas en su trabajo diario. Aun­que no se ha conseguido una cola­boración activa entre el farmacéutico y el médico en ningún caso; ni entre el equipo de la farmacia en el 28 por ciento de los casos. El 52 por ciento cree que el tiempo que implica rea­lizar el servicio es adecuado y el 28 por ciento cree que es rápido. Ade­más el 71 por ciento cree que es un servicio útil y que podría implantar­se como un servicio profesional. El 24 por ciento opina que debería ser un servicio gratuito frente al 62 por ciento que considera que la Adminis­tración pública o entidades privadas deberían financiar este tipo de activi­dades. Un 63 por ciento piensa que se deberían realizar campañas para dar a conocer dichos servicios por parte de la Administración pública y un 32 por ciento que deberían ser recomen­dados por parte de otros profesiona­les de la salud. Los factores que más motivan al farmacéutico comunitario a participar en proyectos de investi­gación son la formación, actualiza­ción y práctica asistencial del tema del estudio, realización y satisfacción profesional y el hecho de contribuir a consolidar al farmacéutico comu­nitario como agente de salud. En el otro extremo encontramos la remu­neración económica y la inversión de tiempo y recursos humanos en la implantación de dicho servicio.

CONCLUSIONES: el farmacéutico co­munitario cree que la detección de desnutrición en la farmacia comuni­taria es un servicio útil y contribuye a mejorar el estado nutricional de los pacientes. Asimismo considera nece­saria la implicación de otros profesio­nales sanitarios y de la Administra­ción pública.