Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)

Receta electrónica: ¿por qué rechaza el paciente su medicación prescrita?

Prats Mas R, Piera Villora V, Borja Prats C.
Prats R, Piera V, Borja C. Receta electrónica: ¿por qué rechaza el paciente su medicación prescrita?. Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS:
• Corroborar, a través de la dispensa­ción, que la medicación activa del paciente que se refleja en la receta electrónica es correcta.
• Detectar posibles incumplimientos, duplicidades, posologías erróneas, RAM, etc.

MATERIAL Y MÉTODO: estudio des­criptivo transversal. Duración: agos­to 2013-enero 2014 en una farmacia comunitaria (Dénia). Muestra: todo paciente que acude a la farmacia con receta electrónica para él mis­mo y rechaza recoger alguno de los medicamentos prescritos. Todo pa­ciente que cumpla las condiciones, se le registra la razón de rechazo, se analiza y actúa en consecuencia: reconducción de incumplimientos, IPM, educación sanitaria, derivación al médico, etc. Tratamiento datos: Access 2007.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN: durante el estudio se registraron 656 rechazos de medicamentos.
• Motivos de rechazo:
• Incumplimiento: 14 por ciento (vo­luntario 7,8 por ciento).
• Cambio de posología: 10,7 por ciento.
• Cambio de tratamiento (duplicida­des): 1,4 por ciento.
• Anulación de tratamiento: 11,4 por ciento.
• Tratamiento a demanda: 7,5 por ciento.
• Tratamiento paralizado temporal­mente: 4,9 por ciento.
• RAM: 3,6 por ciento.
• No quiere pagarlo (0,9 por ciento).
• Otras razones (45,6 por ciento). Los grupos terapéuticos más rechaza­dos son: Digestivo (25,3 por ciento), Cardiovascular (23,8 por ciento) y S. Nervioso (20,1 por ciento), quizás por ser los más dispensados. Lo que preocupa es que el incumplimiento sea la razón de rechazo más frecuen­te, excepto para el GT Nervioso que además rechazan por considerarlos "a demanda" (Ej: tramadol y tramadol/ paracetamol).

Los medicamentos del GT-B y GT-G son rechazados mayoritariamente por "cambio de posología", el GT-H, por "cambio de tratamiento" (corticoides), los GT-M por "anulación" (AI-NES) y el GT-R por considerarlos "a demanda".

Un 28 por ciento de los rechazos son, según el paciente, porque el médico, verbalmente, le ha cambiado la posología, incluso se lo ha anulado. Este es un habitual caso en el que no se puede demostrar dicha variación por falta de informes. En el estudio se detectan "cambios en posología" de tratamientos antiarrítmicos, "anulaciones de tratamiento" de hipoglucemiantes, antidepresivos, etc. Ello puede crear confusión en el paciente y acarrear consecuencias importantes (PRM de eficacia y seguridad). Cuando un paciente no recoge su medicación porque "no la quiere pagar", es importante diferenciar si es por no ser consciente de su enfermedad o por falta de recursos económicos (educación sanitaria o derivación al médico).

CONCLUSIONES: Es indispensable que se registre y ac­tualice la prescripción médica en la receta electrónica.
La farmacia puede realizar una gran labor en la detección de incumpli­mientos y, en su reconducción, así como en la detección de duplicidades y en la educación al paciente para un uso racional del medicamento. Es necesario facilitar la comunicación farmacéutico-médico.