Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)

Los pacientes tratados para el dolor con tramadol y codeína: sus reacciones e interacciones

De Juan Ferrandis C, Ramada Peiro MC, Moreno Royo L, Martínez Raga J, De Juan Ferrandis T.
De C, Ramada MC, Moreno L, Martínez J, De T. Los pacientes tratados para el dolor con tramadol y codeína: sus reacciones e interacciones . Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVO: detectar desde la oficina de farmacia, si los pacientes tratados con opiodes menores (tramadol y codeína) para el dolor agudo o crónico, tienen reacciones adversas tras su uso e interacciones por el uso concomitante de otros medicamentos pudiendo aparecer en los pacientes tratados con los opioides. Ofrecemos el estudio a todas las persona que entran en la oficina de farmacia, con tratamiento de opiáceos durante un intervalo de tiempo determinado y quiera participar en el estudio, haciéndole un seguimiento farmacoterapéutico de los síntomas que pudieran manifestar, y de los medicamentos que el paciente toma mediante un estudio observacional, descriptivo y transversal. La encuesta realizada para la recogida de los datos analiza las variables: edad y sexo del paciente, medicamento utilizado, pauta posológica, reacciones adversas, grado de dependencia y las posibles interacciones de los opiáceos con otra medicación consumida.

RESULTADOS: un 52% de los pacientes en tratamiento con opiáceos menores manifiesta tener entre una, dos o varias reacciones adversas. Las cinco reacciones adversas que aparecieron con mayor frecuencia fueron: estreñimiento (26%), malestar general (17%), sequedad de boca (13%), vértigo (10%) y nauseas (9%). Fueron menos frecuentes el dolor de cabeza (6%), disminución en la orina (5%), somnolencia (4%), sudoración (4%), vómitos (4%) y dificultad respiratoria (2%). El 23% de los pacientes que participaron en el estudio consumían fármacos que podían interaccionar con los opiáceos menores, en concreto antidepresivos inhibidores de recaptación de serotonina. Los tres antidepresivos más consumidos fueron fluoxetina (19%), paroxetina (19%) y escitalopram (19%). La duloxetina era consumida en un 13% de los casos, el citalopram en un 6%, la trazodona en un 3% y la venlafaxina en un 3%.

CONCLUSIONES: los opioides menores, son fármacos de uso habitual en la terapéutica del dolor, el tramadol fue más utilizado que la codeína. El tramadol tiene un nivel de dependencia bajo, aunque en administración crónica, puede producir tolerancia a sus efectos farmacológicos obligando a aumentar la dosis, aumentando así sus reacciones adversas. A dosis adecuadas y con intervalos precisos, no sólo no son peligrosos, sino que aportan beneficios al enfermo y mejoran ostensiblemente su calidad de vida, aunque incomode algunas reacciones adversas en la vida cotidiana de los pacientes, sobre todo el estreñimiento.