Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)

Valor añadido del Sistema Personalizado de Dosificación (SPD) en la resolución de Problemas Relacionados con la Medicación (PRM)

Casamayor Sebastián F.
Casamayor F. Valor añadido del Sistema Personalizado de Dosificación (SPD) en la resolución de Problemas Relacionados con la Medicación (PRM). Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVO: mostrar con un ejemplo cómo los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD), sin ser utilizados explícitamente en seguimiento farmacoterapéutico, son una herramienta de atención farmacéutica que contribuye a solucionar desde la farmacia comunitaria los problemas de adherencia y cumplimiento, la detección de Problemas Relacionados con la Medicación (PRM) y su resolución, facilita al paciente la toma posologías complejas, hace interactuar al farmacéutico con el equipo sanitario que atiende al paciente, logra un ahorro para el sistema sanitario por hacer un uso racional del medicamento, minimiza los residuos de medicamentos, supone una fuente de ingresos para la farmacia comunitaria monetizando los conocimientos que sobre los medicamentos poseen los farmacéuticos comunitarios y contribuye a la creación de empleo.

MATERIAL Y MÉTODO: material de reemblistado homologado. Procedimientos Normalizados de Trabajo para la realización de todos los pasos en la elaboración del SPD. Se realiza revisión de la medicación y revisión del uso de la medicación tanto al debutar el paciente en el sistema como cada que vez que tiene alguna modificación de su farmacoterapia.

RESULTADOS: en la revisión inicial de la medicación del paciente, varón de 82 años polimedicado con 14 medicamentos diferentes susceptibles de ser emblistados y 9 medicamentos más no emblistables, se identificaron, comunicaron y fueron valorados por el médico distintos PRM: medicamentos duplicados, posologías fuera de ficha técnica. También se realizaron correcciones tras la revisión del uso de la medicación. A lo largo del tiempo que estuvo en el SPD, además de preparar la medicación especialmente compleja por el ajuste de dosis, inicio y retirada de medicamentos antipsicóticos, se realizaron las siguientes intervenciones: retirada progresiva de benzodiacepinas indicada por el psiquiatra, comunicaciones de PRM urgentes con el médico. Todos los SPD fueron facturados a un justiprecio.

CONCLUSIONES: el SPD se demuestra como una herramienta válida tanto para mejorar el cumplimiento como para la vigilancia de los problemas relacionados con la medicación. Es indisociable de una implicación en el control de la farmacoterapia del paciente pues de lo contrario supondría el emblistado con un aval farmacéutico de medicamentos que podría dar problemas para la salud. El SPD implica la interacción con el resto de los profesionales sanitarios y contribuye a un uso racional de los medicamentos. Es una opción excepcional para muchos pacientes en el pautado de posologías complejas. No se extravían medicamentos ni se hace acopio de ellos en los hogares que luego son desechados por caducidad o cambio de prescripción, es decir, se hace un uso racional de los medicamentos. Supone una fuente de ingresos para la farmacia pues es económicamente inviable realizarlo como obsequio a los pacientes.