Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):240

Servicio de conciliación al alta hospitalaria a paciente polimedicado en una farmacia comunitaria en Castellón

Monferrer Rodríguez L1, Baltanás Latasa A1
1. Farmacia Arturo Baltanás Latasa. Castellón de la Plana.
Monferrer L, Baltanás A. Servicio de conciliación al alta hospitalaria a paciente polimedicado en una farmacia comunitaria en Castellón. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 240
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: el objetivo del servicio de conciliación de la medicación es garantizar la correcta continuidad de los tratamientos en los cambios de nivel asistencial.

OBJETIVOS: describir las discrepancias identificadas en la conciliación de la medicación al alta de un paciente reclutado en la farmacia, siguiendo el procedimiento del proyecto Concilia Medicamentos2 (impulsado por el CGCOF, con la colaboración de CINFA y las Universidades de Salamanca y San Jorge, en el que participa el Colegio de Castellón).

MATERIAL Y MÉTODOS: se ofertó el servicio de conciliación a los pacientes dados de alta en las últimas 72 horas. Mediante entrevista con el paciente se obtuvo la información necesaria sobre el tratamiento previo al ingreso y tras el alta hospitalaria con la que realizamos la comparación e identificación de discrepancias y otros problemas relacionados con la medicación (PRM). Se registró la información y se realizó un seguimiento al paciente a los 7, 30 y 60 días para identificar posibles cambios de medicación y/o PRM.

RESULTADOS: paciente polimedicado de 71 años con alta hospitalaria del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Castellón donde ingresó tras sufrir un infarto de miocardio y fue intervenido para insertar un stent cardiaco. Presentaba diabetes tipo I y había sufrido un ACV en el pasado. Mediante la conciliación de su medicación se identificaron 6 discrepancias: 2 omisiones (ramipril 2,5 mg, ivabradina 5 mg), 3 inicios (sacubitrilo/valsartán 24/26 mg, ácido acetil salicílico 100 mg y bisoprolol 5 mg) y 1 sustitución (atorvastatina 40mg por rosuvastatina/ezetimiba 20/10 mg). No se apreciaron cambios en su tratamiento para la diabetes. Todas las discrepancias se consideraron justificadas por las patologías y situación del paciente tras el alta. Al finalizar la conciliación, se explicó al paciente cómo tomar su nueva medicación, fomentando la adherencia al tratamiento. En citas posteriores se comprobó que no había ningún PRM.

CONCLUSIONES: ofrecer este servicio ha mejorado la relación paciente-farmacéutico y ha proporcionado la información necesaria para hacer un uso correcto de su medicación evitando posibles errores de medicación y PRM derivados de los cambios de tratamiento, nuestro objetivo final como farmacéuticos comunitarios.