Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Seguimiento durante la dispensación de fórmulas magistrales en ERGE infantil desde una farmacia comunitaria

Garzás Garzás MA, Montero Sánchez N, Molpeceres Pastor M.
Garzás MA, Montero N, Molpeceres M. Seguimiento durante la dispensación de fórmulas magistrales en ERGE infantil desde una farmacia comunitaria . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS: Seguimiento en la dispensación de las prescripciones de FM en ERGE infantil de ranitidina y omeprazol durante el año 2011. MATERIAL Y MÉTODOS: Estudio transversal retrospectivo analizando las guías de elaboración en formulación magistral de soluciones/jarabes de ranitidina y suspensiones de omeprazol.

RESULTADOS: La formulación en ERGE infantil representa un 24 por ciento del total de las fórmulas magistrales (FM) de nueva prescripción, elaboradas durante el año 2011. Las soluciones/jarabes de ranitidina representaron un 93 por ciento, frente al 7 por ciento de las suspensiones de omeprazol. Según el sexo se registraron 11 niños (37 por ciento) y 19 niñas (63 por ciento). La dosis y forma farmacéutica más prescritas: jarabe/solución de ranitidina 15 mg/ml (73 por ciento), seguida de la de 10 mg/ml (14 por ciento), 5mg/ml (4 por ciento), y 30 mg/ml (3 por ciento). Las suspensiones de omeprazol tanto de 2 mg/ml y de 10 mg/ml representan un 3 por ciento cada una de ellas. Del total de prescripciones en ERGE 26 FM (87 por ciento) no varió de dosis ni concentración durante el tratamiento, en 4 FM (13 por ciento) sí varió de dosis y sólo en un caso (un 3 por ciento) se cambió la concentración de ranitidina, pasando de 15 mg/ml a 30 mg/ml.

DISCUSIÓN: La solución/jarabe de ranitidina es la fórmula más prescrita frente a la suspensión de omeprazol. Aunque la suspensión de omeprazol es más efectiva, existe más experiencia clínica con el jarabe/solución de ranitidina. La formulación en jarabe o solución depende de la prescripción médica o recomendación de la farmacia. En vista de los resultados se observa que en la mayoría de los casos no se cambia ni la dosis ni la concentración del tratamiento; y en los casos que sí se produce, se suele optar mayoritariamente por un cambio en la dosis.

CONCLUSIONES: La formulación magistral es imprescindible para cubrir vacíos terapéuticos de medicamentos que no existen y adecuar dosis individualizadas para cada paciente. Para ello es imprescindible llevar a cabo los registros mediante las guías de elaboración para cada uno de los tratamientos con sus PNT correspondientes.