Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):62

Mitos y desafíos: ¿el uso de laxantes de contacto induce habituación, tolerancia o dependencia?

Logusso G1, Correia N1
1. Sanofi Consumer Heatlh Care Iberia. Barcelona.
Logusso G, Correia N. Mitos y desafíos: ¿el uso de laxantes de contacto induce habituación, tolerancia o dependencia?. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 62
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: la constipación ocasional, definida generalmente como menos de tres evacuaciones semanales, es padecida por el 23 % de los adultos y conlleva un gran impacto en la calidad de vida de quienes la padecen y económicamente en salud pública. Habituación o tolerancia se definen como la respuesta disminuida a un medicamento como resultado del uso repetido, en este caso reducción o incluso pérdida de respuesta a laxantes con necesidad de aumentar la dosis para producir el efecto deseado. Dependencia se define como el uso compulsivo y continuado a pesar de manifiestos efectos negativos y /o el deseo obsesivo por un fármaco.

OBJETIVOS: dar claridad sobre mitos y desafíos acerca del uso y recomendación de laxantes, como la preocupación acerca de la habituación o tolerancia, daños a la motilidad colónica o/y generación de dependencia y efecto rebote luego del uso prolongado.

MATERIAL Y MÉTODOS: para esta comunicación se revisaron estudios clínicos de alta calidad científica publicados en revistas indexadas. Un estudio retrospectivo realizado con pacientes parapléjicos demostró que la toma a largo plazo (entre 2-34 años, promedio de 14,8 años) de bisacodil no causó habituación ni tolerancia. No hubo necesidad de aumentar la dosis, ni se produjeron acontecimientos adversos graves. Otro estudio retrospectivo evaluó el uso a largo plazo de picosulfato de sodio en gotas, demostró que en la administración prolongada (10 años), el 50 % de los pacientes que aumentaron la dosis (12 gotas semanales), no sobrepasaron la dosis diaria máxima recomendada. Otro estudio con pacientes hospitalizados (n = 80) no observó tolerancia después de la toma de picosulfato. La reducción de dosis no generó pérdida de eficacia ni cambios en el equilibrio electrolítico o acontecimientos adversos graves. Los fármacos que producen dependencia tienen la capacidad de atravesar la barrera hematoencefálica, actuando en el sistema nervioso central afectando localmente el sistema dopaminérgico. Ni el bisacodilo ni su compuesto activo el BHPM (bis-(p-hidroxifenil)-piridil-2-metano) atraviesan la barrera hematoencefálica, por lo que no existe una base farmacológica para causar dependencia. Con respecto a la motilidad, Bisacodilo induce una motilidad colónica similar en amplitud y frecuencia a la acción natural del intestino6.

CONCLUSIÓN: dentro de los laxantes de contacto, bisacodilo y picosulfato de sodio, tienen amplia evidencia científica que avala su uso en el tratamiento del estreñimiento administrados a dosis recomendadas sin generar habituación ni dependencia.