Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Interacciones Farmacológicas relacionadas con el citocromo P450: Presentación de un caso

Murillo Fernández MD, García Delgado Morente A, García Delgado Morente M.
Murillo MD, García A, García M. Interacciones Farmacológicas relacionadas con el citocromo P450: Presentación de un caso. Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

CASO CLÍNICO, DATOS PRELIMINARES: Un familiar de un paciente varón de 75 años plantea la siguiente situación: diagnosticado de fibrilación auricular, hipertensión y urgencia urinaria, últimamente presenta rinitis, boca seca, problemas respiratorios, incluso habla “gangoso”. Tras consulta médica, le diagnostican parálisis del velo del paladar, que podría provocar estos problemas respiratorios y del habla. El familiar nos pregunta si esta situación podría deberse a o empeorar por la medicación. Medicación: diltiazem 120mg retard (1-0-0), irbesartan 150mg (1-0-0), acenocumarol 4mg (0-0-1/2), doxazosina Neo 4mg (0-0-1), solifenacina 10mg (1-0-0).

VALORACIÓN E INTERVENCIÓN 1: El estudio de problemas de salud y medicación desvela posibles RMN: solifenacina, antagonista competitivo del receptor colinérgico, metabolizada por isoenzima CYP3A4 del citocromo P450. Como anticolinérgico presenta efectos secundarios (ES): sequedad de boca, disgeusia, sequedad nasal, reflujo gastroesofágico y garganta seca. Diltiazem puede aumentar efecto y ES de solifenacina por afinidad por el isoenzima CYP3A4. Diltiazem, irbesartan y doxazosina tienen descritos ES: boca seca, rubor, tos, disgeusia, calambres musculares y rinitis. Nos planteamos las siguientes posibilidades: Los frecuentes ES anticolinérgicos de solifenacina podrían estar aumentados por interacción con diltiazem. Podría ser reflujo gastroesofágico con síntomas muy marcados, ya que algunos fármacos como anticolinérgicos y antagonistas del calcio pueden empeorar los síntomas tanto esofágicos como extraesofágicos de esta enfermedad. Posibilidad de que los síntomas tuvieran un componente psicológico. El paciente entrega al cardiólogo el estudio y valoración de la medicación y sustituye diltiazem retard por atenolol 50 (1-0-1). El paciente no mejora y con el tiempo su situación empeora: no puede hablar, respirar, y se le cae la cabeza. El neurólogo le diagnostica Miastenia Gravis (MG) e ingresa para tratamiento hospitalario intensivo. Mejora en general, aunque mantiene rinitis, sequedad de boca y fuertes dolores de nuca. El neurólogo considera esta sintomatología no relacionada con la MG. MG, “enfermedad rara” autoinmune, que cursa con debilidad extrema, especialmente en músculos faciales, perioculares y cintura. Algunos medicamentos agravan la debilidad y/o la condición respiratoria, entre ellos solifenacina por su actividad anticolinérgica.

VALORACIÓN E INTERVENCIÓN 2: Entregamos al paciente informe indicando posible contraindicación de solifenacina en MG. Proponiendo sustitución de este fármaco. El neurólogo sustituye solifenacina por tamsulosina/dutasterida. Pocas semanas después el familiar acude a la farmacia para comentar “un cambio increíble en el estado del paciente, con gran mejora de rinitis y sequedad bucal, y práctica desaparición del dolor de nuca. Está bastante más animado por la mejora de calidad de vida”.