Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):328

Indicación de complemento alimenticio a paciente que acude a la farmacia regularmente para control de colesterolemia obteniendo un perfil lipídico que conlleva riesgo cardiovascular

Morago Corella P1, Bedialauneta Prendes A1
1. Farmacia Iraola y Valdés. Santander.
Morago P, Bedialauneta A. Indicación de complemento alimenticio a paciente que acude a la farmacia regularmente para control de colesterolemia obteniendo un perfil lipídico que conlleva riesgo cardiovascular. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 328
Resumen: 

PRESENTACIÓN: paciente varón de 68 años que acude regularmente a la farmacia desde hace un año y medio para control rutinario de sus niveles de colesterol. Su único tratamiento es valsartán 160 mg/hidroclorotiazida 12,5 mg que toma por la mañana.

DESARROLLO: tras observar un aumento gradual de los niveles de colesterol en los resultados de las últimas analíticas realizadas y ser paciente con riesgo cardiovascular de base decidimos intervenir y realizar un seguimiento y control de este parámetro. Para ello, además de las recomendaciones higienicodietéticas que regularmente recibe en cada una de sus visitas a la farmacia, decidimos proponerle como tratamiento oral un complemento alimenticio a base de levadura de arroz roja (10 mg monakolina k), policosanoles y coenzima Q10 activa. Una vez recibida esta información, el paciente nos comenta que hace unos años estuvo en tratamiento con estatinas durante unos meses, el cual decidió abandonar debido a efectos adversos a nivel muscular. A partir de entonces, decidió realizar por su cuenta un control rutinario de sus niveles de colesterol, cuidar la alimentación e incluir en su rutina ejercicio moderado diario. Haciéndole ver que estas medidas ya no eran suficientes para controlar sus niveles de colesterol y reducir así su riesgo cardiovascular, reforzamos la idea de que debería usar este complemento alimenticio y que gracias a su formulación probablemente no iba a padecer los efectos adversos que le hicieron abandonar el tratamiento con estatinas. El paciente siguió viniendo de forma rutinaria a la farmacia para realizar su control de colesterol. Durante este seguimiento observamos que su perfil lipídico había mejorado de forma notable y se mantenía dentro de un rango de seguridad. Por su parte, el paciente nos transmite su satisfacción con el complemento alimenticio tanto por la mejoría de su perfil lipídico como por la ausencia de efectos adversos que sospechaba que podían aparecer como consecuencia del tratamiento.