Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):441

Cooperación médico-farmacéutica para mejora de la adherencia a la medicación con servicio SPD

Jarrín J1, Fernández R1, Sala M1
1. Farmacia Jesús C. Gómez. Barcelona.
Jarrín J, Fernández R, Sala M. Cooperación médico-farmacéutica para mejora de la adherencia a la medicación con servicio SPD. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 441
Resumen: 

PRESENTACIÓN: un paciente, varón de 66 años, con dislipidemias y diabetes, viene a la farmacia a recoger su medicación y nos comenta que últimamente ha perdido peso y tiene dolor de cabeza y sequedad en la boca. Cuando le preguntamos por su medicación observamos que no tiene muy claro cómo debe tomarla. Le proponemos hacer un REVISA y el paciente acepta. Lo citamos para el día siguiente y le pedimos que nos traiga sus últimas analíticas e informes médicos.

DESARROLLO: al día siguiente, en la cita del revisa, observamos que tiene una HbA1c de 8,5 % y un colesterol total de 251 mg/dl. Para comprobar la adherencia realizamos el test de Morisky-Green y revisamos los registros de dispensación de la medicación. De la entrevista deducimos que el paciente olvida tomar su medicación para la diabetes y que se toma la medicación para la hipercolesterolemia a días alternos en lugar de todos los días. Además, gracias a la receta electrónica podemos analizar sus registros de dispensación, y así comprobar que ha sacado menos medicación hipolipemiante de la que debería. Proponemos al paciente la realización de SPD. Tanto él como su médico de atención primaria acceden y, tras cumplimentar los permisos necesarios, comenzamos el SPD una semana después.

RESULTADOS: tras 4 meses realizando el SPD, proponemos al paciente una cita para realizar la medida de su HbA1c y colesterol total en ayunas. Observamos que la HbA1c ha descendido a 7,1 % y su CT a 207 mg/dl. El paciente ya no tiene dolores de cabeza ni sequedad bucal. Su peso se ha mantenido en los últimos meses, experimentado incluso un leve incremento.

CONCLUSIONES: con esto se confirma, que gracias al servicio de SPD, el paciente toma su medicación tal y como la tiene pautada por su médico y no olvida tomarla. De esta manera, hemos conseguido mejorar su adherencia. Sus niveles de hemoglobina glicada han disminuido, con lo que ya no sufre ninguna sintomatología asociada a la hiperglucemia, así como los niveles de colesterol total. Le recomendamos que prosiga con el servicio de SPD y le hacemos una serie de recomendaciones higiénico-dietéticas para que continúe mejorando su calidad de vida.

BIBLIOGRAFÍA: Ruiz Maldonado et al. Modelo de coordinación médico-farmacéutico para la atención al paciente con enfermedad crónica en atención primaria. Barcelona: SEFAC, SEMERGEN, semFYC, SEMG; 2017.