Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):137

¿Conocen los pacientes el objetivo terapeutico del acenocumarol?

Garrido Fierro B1
1. Farmacia Teresa Jutglar. Bilbao.
Garrido B. ¿Conocen los pacientes el objetivo terapeutico del acenocumarol?. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 137
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: el acenocumarol es un fármaco anticoagulante oral, antagonista de la vitamina K, que impide la activación de los factores de coagulación dependientes de la vitamina K (II, VII, IX y X) y las proteínas C y S. Su elevada unión a proteínas plasmáticas y su intenso metabolismo hepático hacen que cambios dietéticos importantes o la administración concomitante de fármacos puedan causar reacciones adversas. Para evitarlo, deben estar controlados mediante las determinaciones del tiempo de protrombina. La actividad anticoagulante del acenocumarol se mide utilizando el tiempo de protrombina (TP) y su cociente estandarizado conocido como cociente normalizado internacional (INR). El INR es el cociente entre el TP del paciente y el valor de TP normal. El INR refleja el número de veces que el TP está elevado con respecto al valor normal. Un aumento del TP y del INR refleja la reducción de los factores de coagulación VII, X y II dependientes de la vitamina K. Dependiendo de la dosis inicial, el acenocumarol prolonga el valor TP/INR en aproximadamente 36-72 horas. Tras retirar el medicamento, el TP/INR revierte al valor normal en pocos días.

OBJETIVOS: detectar qué grado de conocimiento tiene el paciente sobre dicho medicamento (interacciones, olvido, etc.).

MATERIAL Y MÉTODO: 30 pacientes entrevistados en la farmacia comunitaria en Bilbao. Mediante un cuestionario básico: para qué lo toma, se olvida alguna toma, qué hacer ante un olvido, etc.

RESULTADOS: 60 % pacientes son mayores de 65 años; el 45 % son mujeres. El 10 % desconoce para qué toma el medicamento y el 90 % nunca se olvida de la toma a la hora correcta, pero más del 90 % reconoce que no sabría qué hacer ante el olvido de su toma habitual. Nos llama la atención el elevado número de pacientes que toman concomitantemente acenocumarol y antiinflamatorios sin control médico: más del 20 %, lo que supone un elevado riesgo de PRM por interacción. El 60 % desconoce que ciertos alimentos pueden alterar el riesgo anticoagulante.

CONCLUSIONES: el farmacéutico comunitario es el profesional experto en el medicamento, que puede asesorar al paciente en todo lo relacionado con el mismo (incluida la automedicación), puede recomendar un tratamiento farmacológico (que no necesite prescripción médica) o derivar al médico y, además, puede desempeñar un papel clave en la educación al paciente en temas de salud.