Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):9

Comparación de los hábitos alimentarios en escolares de Bizkaia entre residentes en zonas rurales y urbanas

Saiz Golzarri A1, González del Toro M1, Calleja Avellanal I1, Erguido R1, Goyenechea Uzkanga I1, Iturbe Uriarte B1, San Andrés Bolívar A1
1. Farmacia comunitaria. Bilbao, Leioa, Mungia, Santurtzi, Sopela, Bizkaia.
Saiz A, González M, Calleja I, Erguido R, Goyenechea I, Iturbe B, San A. Comparación de los hábitos alimentarios en escolares de Bizkaia entre residentes en zonas rurales y urbanas. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 9
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: adquirir hábitos de vida adecuados durante la infancia es fundamental para mantener una buena salud toda la vida. La farmacia comunitaria por su proximidad y accesibilidad, es un lugar ideal para intervenciones educativas. Es importante conocer la situación para diseñar las más adecuadas.

OBJETIVO: comparar los hábitos alimentarios entre escolares de Bizkaia de áreas rurales y urbanas y con las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC).

MATERIAL Y MÉTODOS. Diseño: estudio analítico observacional, transversal. Población diana: escolares de 6 a 11 años de Bizkaia. Tamaño muestral calculado: 1063 personas (95 % nivel de confianza; 3 % precisión). Criterio de exclusión: negativa a participar en el estudio. Recogida de datos: realizada por farmacéuticos, mayoritariamente en la farmacia comunitaria. Herramientas: cuestionario específico de 8 preguntas referidas a la frecuencia de consumo de los siguientes grupos de alimentos: bollería industrial, fritos, carne roja, comida rápida, alimentos ricos en grasas saturadas, bebidas azucaradas/chucherías, pescado y frutas/verduras. Fechas de realización: del 13 de marzo al trece de mayo de 2017. Análisis estadístico: Microsoft Excel.

RESULTADOS: se obtuvieron 1.128 respuestas. No se observan diferencias entre población rural y urbana en el consumo de: bollería, fritos, carne roja y pescado. La frecuencia de consumo de estos grupos de alimentos se ajusta a las recomendaciones de la SENC. Sin embargo, hay diferencias en el resto de grupos de alimentos: la frecuencia más habitual de consumo de alimentos ultraprocesados es de dos a seis veces por semana tanto en el medio urbano como en el rural, si bien, en el primer caso también es muy habitual el consumo diario por lo que en ambos casos no se cumplen las recomendaciones de la SENC. Respecto a la comida rápida, bebidas azucaradas y chucherías la frecuencia más habitual en zonas urbanas es de una a cuatro veces al mes y en áreas rurales de dos a seis veces a la semana, por lo que ninguno se ajusta a las recomendaciones de la SENC. En cuanto al consumo de frutas y verduras, en zonas urbanas se llega al consumo recomendado, mientras que en zonas rurales este es menor que el aconsejado (entre dos y seis veces por semana).

CONCLUSIONES: aunque existen diferencias entre los hábitos alimentarios en ambos grupos estas son muy pequeñas, siendo la más destacable el mayor consumo de frutas y verduras en medio urbano. Es aconsejable realizar intervenciones destinadas a disminuir el consumo de alimentos ultraprocesados, comida rápida, bebidas azucaradas y chucherías.