Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

¿Cómo afrontamos la consulta por dolor leve-moderado en la farmacia? Eficacia analgésica y seguridad de las distintas dosis disponibles de ibuprofeno: evidencias clínicas

Pascual J1
1. Director del Área de Neurociencia, Servicio de Neurología, Hospital Universitario Central de Asturias (Oviedo)
Pascual J. ¿Cómo afrontamos la consulta por dolor leve-moderado en la farmacia? Eficacia analgésica y seguridad de las distintas dosis disponibles de ibuprofeno: evidencias clínicas . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

Actualmente, ibuprofeno es uno de los analgésicos más utilizados en España para el tratamiento del dolor, existiendo en el mercado múltiples medicamentos que contienen ibuprofeno en una importante variedad de dosis (100, 200, 400 y 600 mg). Datos recientes demuestran un uso mayoritario de la formulación de 600 mg para el tratamiento de dolencias leve-moderadas frecuentes en la población, tales como la cefalea o el dolor menstrual, si bien, y en base a las nuevas evidencias disponibles, es probable que muchos de estos casos podrían tratarse con dosis menores de ibuprofeno, manteniéndose el perfil de eficacia. El uso extendido del ibuprofeno se corresponde con los múltiples estudios publicados hasta la fecha en los que se ha demostrado su elevada eficacia analgésica, solo o en combinación con otros analgésicos, en el alivio de diversos tipos de dolor, así como un perfil superior con respecto a otros analgésicos de uso frecuente. Mediante la utilización de parámetros comparativos estandarizados (como el número de pacientes que se necesita tratar con un determinado fármaco para obtener al menos un 50 por ciento del alivio máximo del dolor en un paciente [NNT MEC50: Number needed to treat minimum efficcay criteria 50%]), se ha establecido que ibuprofeno ofrece una eficacia analgésica significativamente superior en potencia y duración al paracetamol. Se ha observado que la administración de dosis altas de ibuprofeno no se corresponde con un aumento clínicamente relevante del mencionado perfil de eficacia en comparación con el uso de dosis medias del fármaco. Datos recientes procedentes de metaanálisis demuestran que no existen diferencias entre las dosis de ibuprofeno de 200, 400 y 600 mg en cuanto a la eficacia analgésica, ofreciendo dichas dosis una capacidad similar de aliviar significativamente el dolor frente al placebo. De hecho, en los estudios analizados, la dosis de 400 mg (y en menor medida la dosis de 200 mg) es la que se asocia globalmente con mejores resultados de reducción del dolor (NNT MEC50) en el periodo de 4-6 horas posterior a la toma del fármaco. La dosis de 600 mg no ofreció ventajas significativas sobre la de 400 mg. Por otra parte, está bien establecido que el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) puede asociarse con el desarrollo de complicaciones gastrointestinales (dispepsia o úlceras pépticas), especialmente en tratamientos prolongados. La aparición de dichas complicaciones depende de varios factores de riesgo clínicos (edad avanzada o antecedentes de sangrado), de la vida media del fármaco y, especialmente, de la dosis (a más dosis de AINE mayor es el riesgo). Por todo ello, en los pacientes con factores de riesgo que deben tomar un AINE se recomienda generalmente prescribir fármacos con baja toxicidad gastrointestinal, así como evitar el uso de dosis altas. En relación a ibuprofeno, en series de pacientes tratados con AINEs en España, se ha observado que éste se asocia globalmente con un riesgo relativo de sangrado en el tracto digestivo superior de 4,1 en comparación con pacientes que no toman AINEs, lo que sitúa a ibuprofeno en una franja de riesgo medio-baja con respecto a la mayoría de los AINEs. En conclusión, dado el comparable perfil de eficacia entre las dosis medias y altas de ibuprofeno y el mayor riesgo gastrointestinal relacionado con una mayor dosis de AINE en tratamientos prolongados, el uso de dosis altas de ibuprofeno para el tratamiento de muchas de las dolencias levemoderadas habituales en la población probablemente no ofrece beneficios adicionales frente al uso de dosis medias.