Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):213

Caso clínico: atención farmacéutica en paciente hipertenso durante el posconfinamiento por COVID-19

Compairé Bergua I1, Compairé Bergua A1
1. Farmacia Compairé CB. Huesca.
Compairé I, Compairé A. Caso clínico: atención farmacéutica en paciente hipertenso durante el posconfinamiento por COVID-19. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 213
Resumen: 

PRESENTACIÓN: la hipertensión arterial es una enfermedad que necesita tratamiento para evitar que genere complicaciones. El caso trata de una paciente de 32 años de nacionalidad cubana y residente en España desde hace un año que se tomó la presión arterial en la farmacia poco después del confinamiento y tras tres medidas dio una media de 159/103.

DESARROLLO: se derivó a la paciente a las urgencias de otro centro de salud, ya que era por la tarde y el suyo estaba cerrado. A la semana regresó y no le habían prescrito ningún medicamento cuando fue al ambulatorio. Se le volvió a tomar la presión y dio una media de 157/105. Se le derivó al centro de salud, pero la paciente acabó acudiendo a urgencias del hospital de referencia. Al día siguiente la paciente volvió con dos comprimidos de losartán 50 mg que le habían dado en él y solicitó el medicamento para la tensión que en principio le habían prescrito en la receta electrónica, pero que finalmente no habían incluido. Debido a las circunstancias en las que estamos no se le ofreció a la paciente el servicio AMPA por seguridad y la paciente optó por comprar un tensiómetro de brazo para vigilar sus valores. Regresó a los cuatro días y seguían siendo elevados, así que se derivó de nuevo al centro de salud y se le escribió un mensaje a su médico de atención primaria por receta electrónica informando de que llevaba varios días con unos valores altos de presión arterial y sugiriendo que valorara prescribir un medicamento para su tratamiento.

RESULTADO: tras consulta telefónica, el médico prescribió enalapril 10 mg y la paciente se sigue revisando la presión con el tensiómetro que compró. Los valores de presión arterial están disminuyendo, pero continúan siendo un poco elevados para continuar con un seguimiento farmacológico.