Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):126

Caracterización del uso de inhibidores de la bomba de protones en pacientes antiagregados

Amengual Sastre J1, González San Miguel H1, Moranta Ribas F1, Penalva Martorell J1, Le Senne Presedo M2, Digeronimo Acuña M3, Menéndez Mesa K3, Palmer Llaneras J4
1. Farmacia Sanz Guillén. Palma, Baleares. 2. Farmacia Presedo-Le Senne. Palma, Baleares. 3. Farmacia Pons Sanz. Palma, Baleares. 4. Farmàcia Palmer Llaneras. Artà, Baleares.
Amengual J, González H, Moranta F, Penalva J, Le M, Digeronimo M, Menéndez K, Palmer J. Caracterización del uso de inhibidores de la bomba de protones en pacientes antiagregados. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 126
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: aunque no hay evidencia clara ni unanimidad en las recomendaciones de los diferentes autores y guías de práctica clínica, el consenso general recomienda prescribir un Inhibidor de la Bomba de Protones (IBP) en pacientes con antiagregación en los casos que presenten riesgo gastrointestinal moderado o alto. No estaría justificado su uso cuando el paciente es menor de 65 años, no toma ningún otro fármaco gastrolesivo (ISRS, corticoides, AINE, anticoagulantes u otro antiagregante) y no presenta historia previa de ulcera péptica o hemorragia digestiva alta. En caso de ser necesario utilizar un IBP en pacientes antiagregados con clopidogrel, con el fin de disminuir la posible pérdida de eficacia antiagregante, se aconseja utilizar el pantoprazol o rabeprazol.

OBJETIVOS: evaluar si las prescripciones de IBP en pacientes antiagregados siguen las recomendaciones mayoritarias.

MATERIAL Y MÉTODOS: estudio transversal descriptivo con recogida de datos durante cuatro semanas en cuatro farmacias de Mallorca. Las variables de estudio fueron: edad, sexo, fármaco antiagregante, IBP, uso concomitante de fármacos gastrolesivos y antecedentes de úlcera péptica (UP) o hemorragia digestiva alta (HDA).

RESULTADOS: la muestra del estudio fue de 171 pacientes. De los pacientes con bajo riesgo, menores de 65 años sin otro fármaco gastrolesivo asociado ni UP o HDA, el 69,7 % lleva asociado incorrectamente un IBP crónico. De los pacientes con riesgo moderado: el 76,3 % de los pacientes con AAS sin fármaco gastrolesivo asociado mayores de 65 años lleva correctamente prescrito un IBP. El 73,3 % de los antiagregados con clopidogrel lleva asociado un IBP cuando no deberían (imprescindible valoración individual), siendo este distinto al recomendado en más de la mitad de los pacientes. De los pacientes con riesgo alto por tomar otro fármaco gastrolesivo, solo el 87,5 % lleva correctamente prescrito un IBP. Todos los pacientes con antecedentes de UP o HDA o con doble antiagregación tienen prescrito un IBP, o en su defecto un antihistamínico H2, siguiendo así las recomendaciones mayoritarias.

CONCLUSIONES: en el 31 % de los pacientes evaluados no se sigue las recomendaciones que mayoritariamente se recogen en las guías de práctica clínica. Destacando que un 69,7 % de pacientes menores de 65 años con riesgo bajo utiliza un IBP crónico, lo que se desaconseja por los posibles efectos secundarios de estos a medio y largo plazo. Cabe también destacar que un 15,2 % de todos los pacientes que deberían ser tratados con IBP por presentar moderado o alto riesgo, no lo están.