Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)

Automedicación en población adulta española: cambios sufridos entre el 2009 y el 2014

Niclós López G, Rodilla Alama V, Olivar Rivas T.
Niclós G, Rodilla V, Olivar T. Automedicación en población adulta española: cambios sufridos entre el 2009 y el 2014. Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVO: conocer las características de la población que se automedica en España, y determinar si ha habido cambios entre los años 2009 y 2014.

MATERIALES Y MÉTODOS: estudio descriptivo observacional transversal realizado a partir de los datos obtenidos en la Encuesta Europea de Salud (EES) de 2009 y 2014. Se analizó el consumo de medicamentos recetados y no recetados en las dos últimas semanas a la encuesta. Los datos fueron analizados utilizando el programa estadístico SPSS

RESULTADOS: el número de personas que consume medicamentos no recetados aumenta un 1,89% (de 8,14% en la EES2009 a 10,03% en la EES2014), y un 4,06% en el caso de las que consumen simultáneamente medicamentos recetados y no recetados (de 6,62% en la EES2009 a 10,68% en la EES2014). En relación al autoconsumo de medicamentos sin receta médica, se observa que los mayores valores se obtienen en los hombres y mujeres de edades comprendidas entre 16 a 34 años (14,60% (EES2009) y 17,94% (EES2014) en hombres y 14,36% (EES2009) y 17,45% (EES2014) en mujeres). En el caso de las personas que han consumido simultáneamente ambos tipos de medicamentos, se observa que las mujeres de edades entre 45 y 64 años tienen valores más elevados (10,04% (EES2009) y 14,17% (EES2014) así como los hombres entre 65 y 74 años (4,88% (EES2009) y 9,93% (EES2014). En cuanto a la indicación del medicamento no prescrito, se observa un aumento del 4,09% en el número de personas que han consumido medicamentos no prescritos para el tratamiento del dolor.

CONCLUSIÓN: la automedicación es una práctica cada vez más frecuente. Los farmacéuticos debemos ser conscientes deque los pacientes consumen simultáneamente ambos tipos de medicamentos, prescritos y no prescritos. En la indicación farmacéutica, una de las preguntas clave debe ser la medicación habitual del paciente con el fin de evitar interacciones con medicamentos de libre dispensación, especialmente en el caso de antiinflamatorios y analgésicos, que son ampliamente utilizados por la población.