Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Análisis del registro de dispensación de estatinas dentro del Programa D-VALOR

Solá Uthurry N, Cámara R, Cosín A, Dago A, Gutiérrez P, Salar Ibáñez L.
Solá N, Cámara R, Cosín A, Dago A, Gutiérrez P, Salar L. Análisis del registro de dispensación de estatinas dentro del Programa D-VALOR . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS: Analizar los datos obtenidos durante la dispensación de estatinas dentro del Programa D-VALOR, con el objetivo de valorar las actuaciones farmacéuticas y potenciales consecuencias en los resultados farmacoterapeuticos de los pacientes.

MATERIALES Y MÉTODOS: Los registros de dispensación se realizaron entre enero y julio del 2012. Para ello se disponía de una hoja modelo diseñada para el programa, en la que cada farmacéutico debía completar lo siguiente: datos del paciente; datos del tratamiento; percepción del paciente en cuanto a conocimientos, efectividad y seguridad del medicamento; actuación del farmacéutico en la dispensación. Durante el estudio se registraron los siguientes principios activos: atorvastatina, fluvastatina, lovastatina, pitavastatina, pravastatina, rosuvastatina, simvastatina. Todos los registros se procesaron en una base de datos creada ad-hoc para el proyecto.

RESULTADOS: Se realizaron 38.042 registros de dispensación, de los cuales un 85 por ciento fueron para continuación de tratamientos y un 15 por ciento para inicio. El 50 por ciento de los registros pertenecen al grupo de mayores de 65 años. El principio activo más dispensado fue simvastatina (38,61 por ciento), seguido de atorvastatina (38,63 por ciento). Los resultados registrados en los tratamiento de inicio fueron: atorvastatina 14 por ciento, fluvastatina 11 por ciento, lovastatina 15 por ciento, pitavastatina 43 por ciento, pravastatina 14 por ciento, rosuvastatina 24 por ciento y simvastatina 15 por ciento. Respecto al conocimiento del paciente sobre su tratamiento, un 58,5 por ciento contestó que conocía todo, un 1,8 por ciento no conocía nada y un 30,4 dijo no conocer la duración. Un 79 por ciento reconocía que era efectivo y un 5,54 por ciento que le generaba problemas. La actuación del farmacéutico como consecuencia de la comunicación farmacéutico-paciente durante la dispensación se puede desglosar en los siguientes porcentajes: se detecta posible falta de seguridad en un 4,8 por ciento y falta de efectividad en un 4,6 por ciento. Se da información personalizada en un 68,78 por ciento. Se deriva al médico un 7,59 por ciento de los pacientes y un 6,06 por ciento a seguimiento farmacoterapeutico. Se realizan 107 de notificaciones a Farmacovigilancia, lo que equivale a un 0,28 por ciento.

CONCLUSIONES: El registro de un mínimo de datos en el acto de dispensación permite obtener una importante fuente de información que puede redundar en la implantación de políticas de actuación para optimización de la farmacoterapia con los consecuentes resultados en el paciente y en la salud pública. Es destacable el porcentaje alto de tratamientos de inicio con pitavastatina que lleva menos de un año comercializado, seguido de rosuvastatina que también es relativamente nuevo.