Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12(Supl 2. Congreso SEFAC 2020):369

Actuación de una farmacia rural ante la pandemia de la COVID-19: papel del farmacéutico comunitario

Martínez Sánchez J1, Lillo Serrano A2, Castro Corada F3, Clemente-Casares P4, Carbajal J5, 4
1. Farmacia comunitaria. Albalate de las Nogueras, Cuenca. 2. Farmacia comunitaria. Fuentelespino de Haro, Cuenca. 3. Farmacia comunitaria. Villanueva de la Cañada, Madrid. 4. Facultad de Farmacia de Albacete, UCLM 5. Farmacia comunitaria, Albacete.
Martínez J, Lillo A, Castro F, Clemente-Casares P, Carbajal J. Actuación de una farmacia rural ante la pandemia de la COVID-19: papel del farmacéutico comunitario. Farmacéuticos Comunitarios. 2020 Nov 05; 12 (Supl 2. Congreso SEFAC 2020): 369
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: nuestra zona de salud cuenta con una población inferior a los mil habitantes. La mayoría son pacientes ancianos, polimedicados y con patologías crónicas, para los que el contagio por COVID supone un gran riesgo para su salud.

OBJETIVOS: reflejar el impacto de la COVID-19 en un ámbito rural donde reside población de alto riesgo; estudiar la aportación del farmacéutico comunitario frente a la pandemia.

MATERIAL Y MÉTODOS: estudio transversal (observacional y descriptivo) retrospectivo. Recogida de datos facilitados por los médicos del centro de salud sobre el número de casos positivos detectados, mediante test rápido de anticuerpos y PCR entre el 10 de marzo y el 30 de junio de 2020. Dispensaciones en farmacia y domiciliarias de medicamentos relacionados con el coronavirus y EPI, en comparación con las del año pasado. Durante la pandemia el centro de salud de la zona permaneció cerrado al público. Solo se admitieron consultas puntuales previa llamada telefónica.

RESULTADOS: fueron diagnosticados un total de 40 pacientes: 7 por PCR y 33 por test rápido. Se infectaron 26 hombres (65 %) y 14 mujeres (35 %). La mayoría tenía más de 65 años (25; 62,5 %), seguidos de los que tenían entre 45 y 65 años (9; 22,5 %). Una gran cantidad de casos diagnosticados se concentraron en un solo municipio (26; 65 %). Una paciente mayor de 75 años y con patologías previas falleció por COVID-19. Otro paciente fue hospitalizado y posteriormente dado de alta. El resto de pacientes recibió el alta tras 14 días de confinamiento. Hemos detectado un gran aumento de unidades de paracetamol 1 g. No se observa un incremento en las dispensaciones de medicamentos que aparecen en protocolos de COVID-19 como azitromicina, acetilcisteína y ambroxol y no se dispensó hidroxicloroquina ni heparinas. Se produjo un notable incremento en las solicitudes de EPI, sobre todo de mascarillas, geles hidroalcohólicos y guantes. Se llevó a cabo una campaña de información desde la farmacia comunitaria sobre el modo correcto de uso. Durante la pandemia el farmacéutico comunitario realizó aproximadamente 350 entregas de medicamentos a domicilio.

CONCLUSIONES: como era de esperar, la mayoría de infecciones se dio en personas mayores de 65 años, grupo en el que se produjeron los casos más graves. El tratamiento habitual para tratar los síntomas fue paracetamol 1 gramo cada 8 horas. La labor asistencial de la farmacia fue fundamental permaneciendo como único establecimiento sanitario abierto en los municipios de forma constante durante toda la pandemia.