Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Actuación en deshabituación tabáquica desde SEFAC Catalunya

Moral Ajado M, Moreno Fernández F, Lladós Tirado JR.
Moral M, Moreno F, Lladós JR. Actuación en deshabituación tabáquica desde SEFAC Catalunya . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: SEFAC Catalunya desde el año 2009 forma a farmacéuticos comunitarios en deshabituación tabáquica para facilitar el desarrollo de su actividad preventiva y promotora de la salud. Gracias al desarrollo del cursotaller FARMATABAC se han formado más de 240 farmacéuticos en colaboración con AECC y el departamento de Medicina Preventiva del Hospital de Bellvitge. Se ha impulsado el uso del dosímetro y la comunicación entre médicos y farmacéuticos a través del portal www.tabaquisme.cat.

OBJETIVO: Valorar el trabajo formativo realizado, así como el servicio profesional en deshabituación tabáquica ofrecido por los farmacéuticos comunitarios, mediante una encuesta a los socios y a todos los farmacéuticos que han realizado el curso FARMATABAC.

MÉTODO: Se ha elaborado una encuesta para analizar el desarrollo del servicio de deshabituación tabáquica, los posibles inconvenientes, así como los métodos utilizados para ello. Las encuestas se han enviado en julio de 2012 coincidiendo con la aplicación del euro por receta en Catalunya.

RESULTADO: Se han recibido treinta encuestas. El 70 por ciento de las farmacias ofrece el servicio de deshabituación tabáquica, dando consejo al dispensar (57 por ciento) y promoviendo campañas (40 por ciento). Un 33 por ciento solo presta el servicio tras previa petición. El 33 por ciento registra su actividad y hace seguimiento. La falta de tiempo (30 por ciento) y de formación (17 por ciento) son los inconvenientes reflejados para no ofrecer el servicio. El cooxímetro solo lo utiliza el 33 por ciento de las farmacias. La mayoría conoce el portal www.tabaquisme.cat para comunicarse con el médico (67 por ciento) y un 57 por ciento lo ha utilizado. Los medicamentos más usados son vareniclina (70 por ciento), los chicles de nicotina (43 por ciento) y los parches de nicotina (20 por ciento). El 64 por ciento de los encuestados opina que el precio del tratamiento dificulta su cumplimiento. Los farmacéuticos encuestados han realizado el servicio de deshabituación tabáquica en 235 ocasiones consiguiendo que continúen sin fumar tras doce meses después del tratamiento, un total de 121 personas y 24 desde hace seis meses.

CONCLUSIONES: El farmacéutico comunitario ofrece prácticamente siempre el servicio de deshabituación tabáquica dando consejo durante la dispensación pero por falta de tiempo, no realiza un registro y seguimiento de su actividad. Con solo treinta encuestas, y pocos registros, sorprenden positivamente los resultados obtenidos. Se concluye que se debe potenciar la formación y desarrollo del servicio de deshabituación tabáquica en las farmacias ya que los resultados obtenidos pronostican un éxito del servicio.