Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)

Tratamiento de los trastornos psicológicos y conductuales en la enfermedad de Alzheimer basado en la evidencia científica

Verez Cotelo N, Casal Sánchez CA, Rojas Uceda FJ.
Verez N, Casal CA, Rojas FJ. Tratamiento de los trastornos psicológicos y conductuales en la enfermedad de Alzheimer basado en la evidencia científica . Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: la enfermedad de Alzheimer (EA) produce un deterioro progresivo en las áreas cognitiva, funcional, conductual/psicológica y global. Es una enfermedad devastadora, de inicio lento pero con una progresión implacable que lleva al paciente a una total dependencia del cuidador. Las características específicas de la enfermedad hacen cada vez más difícil el cuidado y manejo de estos pacientes. OBJETIVOS: informar al farmacéutico comunitario sobre los trastornos psicológicos y conductuales asociados a la enfermedad de Alzheimer, y su tratamiento; elaboración de una guía informativa para los profesionales de la Oficina de Farmacia.

MÉTODO: revisión en bases de datos biomédicas Pubmed/Medline, Cochrane Plus, Psycinfo y Scopus (20042010). Criterios de selección: guías de práctica clínica (GPC) y revisiones sistemáticas de la evidencia científica (RSEC) de calidad. Sistemática: 1. Identificar síntomas conductuales y detectar posibles factores desencadenantes. 2. Medidas no farmacológicas aplicadas. 3. Fármaco adecuado a sintomatología.

RESULTADOS: tratamientos específicos. Ideas delirantesalucinaciones: antipsicóticos atípicos (risperidona, olanzapina, ziprasidona y quetiapina) y clásicos (haloperidol). Agitaciónagresividad: antipsicóticos, antiepilépticos (carbamazepina, valproato y gabapentina) y serotoninérgicos (ISRS, trazodona). Los antipsicóticos de segunda generación (Risperidona, Olanzapina y Quetiapina): presentan riesgo de accidente cerebrovascular, mortalidad y una disminución de la cognición. En conductas como desinhibición sexual, vagabundeo (frecuentemente asociado con la agitación), lenguaje vulgar y gritos se utilizan: antipsicóticos en general. Y además también se utilizan los bloqueantes ß, benzodiazepinas, carbamazepina. Depresión: inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS) más que los tricíclicos. También mirtazapina y venlafaxina. Ansiedad: benzodiazepinas, ISRS. Trastornos del sueño: benzodiazepinas, hipnóticos no benzodiazepínicos (clometiazol, zolpidem), serotoninérgicos (trazodona), neurolépticos: Todos los tratamientos (Recomienda elegir el de dosis efectiva más baja). Se diseñó guía informativa para los profesionales farmacéuticos que incluía: definiciones, líneas de investigación, recomendaciones basadas en la evidencia.

CONCLUSIÓN: los trastornos psicológicos y conductuales de la EA deben tratarse siempre teniendo en cuenta las características particulares de cada paciente y vigilando estrechamente la aparición de efectos secundarios indeseables. Esto redundará en la mejora de la calidad de vida tanto del paciente como de su cuidador. Se pone de manifiesto que el diseño de guías informativas constituye una herramienta útil para que el farmacéutico conozca los aspectos fundamentales de la enfermedad de Alzheimer, problemas de salud asociados y de los medicamentos indicados para esta patología.