Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Los farmacéuticos alicantinos y la atención farmacéutica: valoraciones de una encuesta

Cayuelas Sanchís MC, Cremades Alcaraz J, Prats Más R, Gómez García E.
Cayuelas MC, Cremades J, Prats R, Gómez E. Los farmacéuticos alicantinos y la atención farmacéutica: valoraciones de una encuesta . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVO: Conocer el interés de los farmacéuticos comunitarios alicantinos por la atención farmacéutica, los servicios que ofertan y sus inquietudes en la implantación y mejora de éstos para así poder ofertar desde el colegio acciones de promoción y ayuda adaptadas a sus necesidades.

MÉTODO: Se consensuó un cuestionario por la Comisión de Atención Farmacéutica del Colegio de Farmacéuticos de Alicante. Éste contuvo ítems referentes a la oferta del servicio, el registro, la protocolización y la ayuda para la implantación o mejora que demandarían al Colegio. Todo ello para las distintas acciones de atención farmacéutica: educación sanitaria, indicación farmacéutica, dispensación, automedicación, seguimiento farmacoterapéutico, sistemas personalizados de dosificación (SPD). El cuestionario estuvo disponible en la página web colegial donde podían acceder los farmacéuticos colegiados en la provincia de Alicante durante 70 días.

RESULTADOS: Respondieron 305 farmacéuticos, de los cuales 207 correspondieron a farmacéuticos titulares, lo que supone el 23,7 por ciento del total de titulares de la provincia de Alicante y 99 fueron adjuntos (14,9 por ciento). De las respuestas, prácticamente el cien por cien quieren mejorar su trabajo profesional. Todos dan información al paciente, no sólo cuando se les solicita sino cuando les parece que puede ser importante, siendo ésta tanto oral como escrita. Más del 50 por ciento de los farmacéuticos que respondieron sigue algún protocolo en indicación farmacéutica. Un 60 por ciento sigue algún protocolo para asesorar en automedicación. Con respecto a las prescripciones solicitadas cerca del 67 por ciento son dispensadas sin seguir un protocolo. El 43 por ciento registra las intervenciones realizadas (el 11 por ciento registra todas y un 33 por ciento algunas). El 26 por ciento contestó que tienen pacientes en seguimiento farmacoterapéutico, de ellos el 65 por ciento tiene menos de cinco pacientes. Como servicios a mejorar destacan por orden: educación sanitaria, automedicación, indicación, seguimiento, dispensación y SPD. Las propuestas de servicios de ayuda a la implantación y mejora se valoraron en el siguiente orden: un centro de resolución de dudas, un servicio de ayuda a la implantación y formación.

CONCLUSIONES: A pesar de la situación actual que atraviesa la farmacia, las inquietudes por formarse y mejorar la atención del paciente siguen siendo objetivos para el farmacéutico alicantino. Se reflejan diferentes niveles de trabajo en todos los servicios que se ofrecen, que podrían ser mejorados, instaurando los métodos que ellos han elegido como los más adecuados.