Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)

Estudio del conocimiento y utilización por parte de los adolescentes de la píldora postcoital. Valoración de la intervención del farmacéutico como educador sanitario

Pascual Faus M, Villagrasa Sebastián V, Serna Jiménez CE, Prats Mas R, Faus Casanova ML, Torres Merino J.
Pascual M, Villagrasa V, Serna CE, Prats R, Faus ML, Torres J. Estudio del conocimiento y utilización por parte de los adolescentes de la píldora postcoital. Valoración de la intervención del farmacéutico como educador sanitario. Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS: determinar la información que tienen los adolescentes del grupo de estudio sobre la píldora postcoital, dotar a los adolescentes de información proporcionada por un profesional farmacéutico, sobre la píldora y determinar si esta información adicional es eficaz.

MATERIAL Y MÉTODOS: es un estudio cuasiexperimental, pretest y posttest. El procedimiento seguido para la toma de datos fue el siguiente: primero reparto y realización de la encuesta y posteriormente se realizó una charla en la que se explicaron los mecanismos de acción, los efectos secundarios, las contraindicaciones y las precauciones que han de tenerse al usar la píldora postcoital.

RESULTADOS: se incluyeron un total de 121 encuestas. La edad media de los encuestados fue de 16,5 ± 0,7 (rango de 1618 años). El 49% eran hombres y el 51% mujeres. La mayoría, un 79% de los encuestados contestaron que creían que la primera relación sexual se tiene entre los 15-16 años. El 51% de los encuestados contestaron que sí lo han tomado o que conocían a alguien que si lo haya hecho. A este 51% que contestaron que sí a la anterior pregunta se les preguntó “¿cuántas veces la has/ha tomado?” El 50% contestaron que en una ocasión, el 35% no sabían las ocasiones en las que se había tomado la píldora del día después. Con menor porcentaje, un 10% contestaban que en dos ocasiones y un 5% que más de dos veces. A la pregunta, “¿Cuándo se debe tomar la píldora?”, el 65,3% contestaron que a las 24 horas tras la relación sexual, el 28,1% respondió correctamente que las 72 horas tras la relación sexual y un 6,6% que cuando se acordasen. Tras la charla, a la misma pregunta respondieron: un 97,5% respondió correctamente al tiempo máximo de ingesta de la píldora. A la pregunta “¿con qué frecuencia se puede tomar la píldora del día después?”, el 57% contestó correctamente que solo en caso de urgencia, un 34% no sabían con qué frecuencia se puede tomar la píldora, el 7% respondió que al finalizar cada relación sexual y un 2% que se debe tomar una vez al mes. Tras la intervención contestó el 94% de los encuestados contestó correctamente que sólo en caso de urgencia.

CONCLUSIÓN: los adolescentes no disponen de conocimientos suficientes sobre la píldora. La información proporcionada por el farmacéutico resulta eficaz, ya que por los resultados extraídos de la segunda encuesta los adolescentes mejoran notablemente sus conocimientos sobre el tema.