Farmacéuticos Comunitarios. 2019 Jun 28; 11(2):30-40 DOI: 10.5672/FC.2173-9218.(2019/Vol11).002.05

Empleo de prebióticos y probióticos en el manejo de la ansiedad

Cepeda-Vidal V1, Mondragón-Portocarrero A2, Lamas A3, Miranda JM4, Cepeda A5, 4
1. Farmacéuticos comunitarios. 2. Investigadores postdoctorales. 3. Investigadores postdoctorales. 4. Profesor Área Nutrición y Bromatología (Universidad de Santiago de Compostela). 5. Farmacéuticos comunitarios.
Cepeda-Vidal V, Mondragón-Portocarrero A, Lamas A, Miranda JM, Cepeda A. Empleo de prebióticos y probióticos en el manejo de la ansiedad. Farmacéuticos Comunitarios. 2019 Jun 28; 11(2):30-40 DOI: 10.5672/FC.2173-9218.(2019/Vol11).002.05
Resumen: 

El objetivo del presente trabajo ha sido realizar una recopilación de la última evidencia científica acerca de las vías de comunicación entre el sistema nervioso y el intestino, así como la influencia de la microbiota intestinal en la ansiedad. Posteriormente se ha recopilado información acerca de los ensayos preclínicos y clínicos con prebióticos y probióticos para el manejo de la ansiedad y se ha discutido su eficacia y seguridad. También se mencionan las ventajas de la administración de prebióticos y probióticos mediante presentaciones farmacéuticas con respecto a la suplementación por vía alimentaria.

Para la realización del mismo se ha realizado una búsqueda en bases de datos científicas, empleando sólo artículos publicados en revistas de prestigio internacional y priorizando los artículos publicados en los últimos años.

La microbiota intestinal y el sistema nervioso central se encuentran conectados mediante varios mecanismos, que de manera colectiva se denominan “eje intestino-cerebro”. Según evidencias recientes, la vía de comunicación más importante entre ambos órganos la constituye el nervio vago. 

Los pacientes suelen ser muy reticentes a cambiar de manera importante sus hábitos alimentarios. Así, la administración de prebióticos y probióticos mediante presentaciones farmacéuticas puede facilitar este proceso, controlando mejor la dosis administrada y disminuyendo las tasas de abandono precoz de los tratamientos. Si bien no en todos los casos los prebióticos y probióticos han mostrado efectos positivos, en ninguno se han demostrado efectos adversos en respuesta al empleo de los mismos, por lo que se puede concluir que su administración es segura. 

Descargar artículo completo: