Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)

División de comprimidos en la farmacia comunitaria por pacientes geriátricos

Barata P, Oliveira R, Andrés NF, Santos D.
Barata P, Oliveira R, Andrés NF, Santos D. División de comprimidos en la farmacia comunitaria por pacientes geriátricos . Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: frecuentemente, por razones de flexibilidad terapéutica, de inexistencia de dosificaciones, o incluso por motivos económicos, se recomienda a los pacientes que fraccionen los comprimidos que van a tomar.

OBJETIVO: el objetivo de este estudio consiste en evaluar la calidad de los productos del fraccionamiento y el efecto de la intervención del farmacéutico y del uso de dispositivos de corte apropiados en la mejora de la calidad de los productos obtenidos.

MÉTODO: el estudio se realizó en la Farmacia Nova de Alfena (Oporto), en julio de 2010. Se seleccionaron treinta voluntarios geriátricos (17 mujeres y 13 hombres), con edades comprendidas entre 65 y 80 años (69,3 ± 0,4 años), tras consentimiento informado y verificación de que cumplían los criterios de inclusión en el estudio. Se utilizaron 15 comprimidos de clorhidrato de propanolol para fraccionar en dos mitades. Los primeros 5 comprimidos (Grupo 1) fueron fraccionados manualmente por el voluntario sin ninguna indicación, los segundos 5 comprimidos (Grupo 2) fueron fraccionados manualmente por el voluntario tras una explicación del farmacéutico sobre el procedimiento correcto; los restantes 5 comprimidos (Grupo 3) fueron fraccionados por el voluntario recurriendo a un aparato específico para división de comprimidas, de tipo guillotina, tras formación por el farmacéutico y bajo su directa supervisión. Los farmacéuticos participantes en el estudio partieron también manualmente 5 comprimidos. Los productos de la división fueron pesados en balanza analítica y se calculó el coeficiente de variación entre mitades y la pérdida de polvo global.

RESULTADOS: el coeficiente de variación de las fracciones es menor cuando los pacientes usan aparatos de división y son orientados por el farmacéutico (8,7%), por el contrario, aumenta cuando el fraccionamiento es manual con orientación de farmacéutico (9,9%) y es máximo cuando la división es efectuada manualmente y sin orientación del farmacéutico (10,7%). El resultado obtenido por los farmacéuticos es el más bajo de todos, correspondiendo a un coeficiente de variación de 8,3%. Se verificó también la existencia del efecto de mano dominante, ya que las mitades obtenidas por ésta son significativamente (p>0,05) más pesadas que las otras.

CONCLUSIÓN: el farmacéutico puede desempeñar un papel relevante en la orientación de los procedimientos de división que serán ejecutados por los pacientes, que mejoran con el uso de aparatos de división, y que si es posible la división debe ser ejecutada por farmacéuticos. Éste es un estudio piloto que se continuará añadiendo voluntarios en un nuevo estudio multicéntrico.