Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemias, osteoporosis y ansiedad, ¿pueden mejorar con un programa de educación sanitaria realizado desde una farmacia comunitaria rural?

Pavía Estrella L, Olivar Rivas T, Mesado Martí F, Franco Palacios A, Rodilla Alamá V.
Pavía L, Olivar T, Mesado F, Franco A, Rodilla V. Diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemias, osteoporosis y ansiedad, ¿pueden mejorar con un programa de educación sanitaria realizado desde una farmacia comunitaria rural? . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: La Educación Sanitaria (ES) es una disciplina esencial para el fomento y protección de la salud (Salleras,1985). El objetivo de este estudio fue valorar la evolución de las enfermedades de un grupo de pacientes incluidos en un programa de ES, valorando así la eficacia del mismo.

MATERIALES Y MÉTODOS: Estudio descriptivo, observacional y longitudinal realizado durante un año en la farmacia comunitaria de Sierra Engarcerán (Castellón). La población de estudio fueron 86 pacientes diagnosticados de al menos una de las siguientes patologías: hipertensión arterial (HTA), diabetes mellitus, ansiedad, osteoporosis y/o dislipemias. El farmacéutico dio información oral sobre la enfermedad, los riesgos asociados a ella y las medidas higiénico-dietéticas necesarias para mantener o mejorar el estado de salud. Además, se entregó información escrita (SEMFYC) específica de cada patología. Previo a la información oral y escrita, así como al final del programa, se pasó un cuestionario de conocimiento sobre la enfermedad y su tratamiento. Durante el periodo de estudio se midieron los siguientes valores biológicos en los pacientes hipertensos, diabéticos y con dislipemias: colesterol total, presión arterial y hemoglobina glicosilada. Finalmente, se compararon dichos valores al inicio y al final del programa, momento en que se realizó una encuesta de satisfacción.

RESULTADOS: El 64,1 por ciento del total de los pacientes mejoró en al menos una pregunta del cuestionario de conocimiento: 73,3 por ciento en HTA, 66,7 por ciento en dislipemias, 37,9 por ciento en osteoporosis, 76,90 por ciento en diabetes mellitus y 60 por ciento en aquellos enfermos que sufrían ansiedad. Respecto a los valores biológicos registrados, el 54,4 por ciento del total de los pacientes con HTA, diabetes mellitus y dislipemias mejoró sus valores al final del programa: 51,7 por ciento en las cifras de tensión arterial, 63,3 por ciento en el colesterol total y 30,8 por ciento en la hemoglobina glicosilada. Los datos de la encuesta de satisfacción mostraron que el 87 por ciento recomendaría el programa a otras personas, el 80 por ciento considera que el farmacéutico debe colaborar en programas de ES, el 90,6 por ciento cree tener más información acerca de su medicación, así como sobre su enfermedad (92,9 por ciento). Por último, el 29,4 por ciento afirmó encontrarse mejor.

CONCLUSIÓN: El presente estudio demuestra que el programa de ES descrito mejoró el estado de salud de los pacientes, efecto mostrado por la mejoría de los valores biológicos medidos, el conocimiento sobre su enfermedad y tratamiento, así como por el grado de satisfacción. Estudios como el presente apoyan la inclusión de programas de ES en la cartera de servicios de la farmacia comunitaria del futuro.