Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Colaboración del farmacéutico comunitario en la integración del diabético en la vida familiar

Zuriaga Cosín MF, Moraleja Obispo A, Herero Peréz Y, Martínez Martínez MI, Vilanova Amat MM, Domínguez Román JA.
Zuriaga MF, Moraleja A, Herero Y, Martínez MI, Vilanova MM, Domínguez JA. Colaboración del farmacéutico comunitario en la integración del diabético en la vida familiar. Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

OBJETIVOS: La diabetes es un conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos, caracterizada por la acumulación de glucosa en el organismo del diabético debido a una deficiencia en la producción de insulina o a que no puede ser utilizada correctamente, esto repercute en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y lípidos, siendo una alimentación adecuada una de las mejores formas de tratamiento. El objetivo del trabajo es orientar a la persona diabética para que pueda llevar una alimentación adecuada que le ayude a controlar sus niveles de glucosa sin que ello suponga una falta de integración dentro de la familia.

MATERIAL Y MÉTODOS: El estudio se ha realizado durante los meses de mayo a julio de 2012, en cinco farmacias de Valencia y alrededores. A pacientes diabéticos que venían a la farmacia se les ofrecía educación nutricional, explicándoles la rueda de los alimentos, alimentos prohibidos y permitidos, el índice glucémico, el número de comidas que debían hacer diariamente y que podían comer lo mismo que su familia, con raciones más pequeñas. Se les entregaba material educativo. Al mes siguiente volvían y les pasábamos una encuesta para analizar la influencia que había tenido la intervención del farmacéutico comunitario.

RESULTADOS: El 52,3 por ciento realizaba alimentación especial frente al 47,7 por ciento que no. El 98,1 por ciento realiza comida casera, con la siguiente distribución: desayuno, almuerzo, comida y merienda 88 por ciento, lo mismo más la cena, 80 por ciento. El resopón lo realiza un 22 por ciento. El 32,3 por ciento lleva alimentación diferente al resto de la familia, el 67,7 por ciento lleva la misma alimentación, de los cuales el 21,5 por ciento en raciones más pequeñas. El 29,2 por ciento manifiesta problema en seguir la dieta, un 12,3 por ciento sólo los fines de semana y un 9,3 por ciento a veces. Un 61,5 por ciento está satisfecho con su dieta, mientras que el 38,5 por ciento que no lo está.

CONCLUSIONES: Tras la intervención del farmacéutico comunitario en la educación nutricional del paciente diabético podemos observar que lleva una distribución adecuada de comidas, que su grado de satisfacción es bueno y que está integrado en el ámbito familiar.