Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)

Análisis financiero de la farmacia rural en la provincia de Cuenca

Molina Úbeda JJ, Molina Ortiz R, Huerta Caballo A, Gómez Romero L.
Molina JJ, Molina R, Huerta A, Gómez L. Análisis financiero de la farmacia rural en la provincia de Cuenca . Farmacéuticos Comunitarios. 4(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: La farmacia es un establecimiento sanitario privado de interés público, es parte activa del sistema sanitario, desempeña un servicio próximo, accesible y bien valorado por los ciudadanos. Los sucesivos recortes (bajadas precio, precios referencia, decretos…) influyen en la retribución de los titulares de FC, que unido a la demora en el pago de facturas contribuyen negativamente su viabilidad económica.

OBJETIVO: Situarnos en el punto crítico en la que se halla la farmacia conquense, sobre todo la rural e intentar buscar alternativas al sistema retributivo actual.

MÉTODO: Análisis descriptivo observacional de recetas dispensadas al SESCAM y las facturas generadas durante el 2011. Extrapolaremos datos de facturaciones de farmacias con un tipo medio en 300 y 500 habitantes, tomaremos gasto/habitante/ año del año 2011, aplicaremos el por ciento del margen real y le sumamos las ayudas a estas farmacias. RESULTADOS: Tras aplicar el Real Decreto Ley 9/2011 el margen ha quedado en 15,79 por ciento; para farmacias de menos de 300 habitantes con 270 €/habitante/año, nos da unas ventas de 81.000€ (beneficios 12.789,90€/año); para una de 500 son 135.000€ ( 21.316,50 €/año). El Real Decreto Ley (9/2011) regula ayudas a farmacias comunitarias VEC: para una farmacia de 300 habitantes de facturación media 6.750 €/mes (221,25), 221,25+1.065,82= 1.287,075 €. FC de 500 habitantes con una facturación media 11.250 €/mes (90,62), 90,62+ 1.776,37=1.866,99 €/mes.

CONCLUSIONES: La AF es un valor diferenciador y competitivo entre las FC. Los servicios diferenciadores deben ser previamente evaluados en cuanto a costeefectividad y considerar remunerarse de manera específica. Retribución por dispensación, por SFT, control de medicación a nivel domiciliario y por servicios de valor añadido. Desarrollo de una carrera profesional que premiase la dedicación, la formación, el desarrollo de campañas sanitarias, etc. Todo esto nos lleva a implantar la farmacia asistencial remunerada, que acercaría aún más la sanidad al ciudadano y da un valor añadido a la farmacia, al modelo farmacéutico español y por tanto al sistema sanitario español. El sistema sanitario no puede financiar hoy la AF, pero un cambio del modelo retributivo basado en parámetros de calidad y en una cartera de servicios se hace necesario. Propuesta: 1. Margen del 27,9 por ciento del PVL. 2. Pago por servicio básico de atención farmacéutica registrado (cien por cien pacientes atendidos). 3. Pago por servicios diferenciados de atención farmacéutica (cartera servicios). 4. Pago por situaciones especiales (ubicación, poblaciones inaccesibles, de pocos habitantes, etc.). Los recursos públicos son limitados y la Administración no puede hoy pagar más dinero, la bolsa a repartir sería la misma pero el reparto cambia.